Cargando contenido

El vocero de Greenpeace Argentina analizó en RCN Radio si la Cumbre del Clima presidida por Chile, fracasó.

COP25 2019
AFP

Bruno Sgiambelluca, vocero de Greenpeace Argentina, habló con RCN Radio sobre la Cumbre del Clima de la ONU, la COP25, consideró que la fue "la falta de liderazgo de Chile" hizo que las negociaciones en Madrid no fueran un avance sino un retroceso en ciertas cuestiones. 

Lea aquí - António Guterres: "Estoy decepcionado con los resultados de la COP25"

Para este ambientalista, lo que sucedió en la Cumbre es que "no se escuchó la necesidad de avanzar a más ambición climática, a respetar el Acuerdo de París, y también a escuchar los movimientos de jóvenes que reclaman acciones concretas y urgentes para poder frenar los impactos del cambio climático que están afectando a todas las personas del planeta".

Chile, que presidió la cumbre del Clima y que tuvo que ceder la organización en su país por la crisis social y las protestas, "pudo haber tenido una oportunidad histórica de aumentar la ambición, es decir, mayores compromisos", pero no fue tal.

"Por ejemplo, que las contribuciones de cada país sean presentadas en 2020, mayores tasas de reducciones de efecto invernadero, mayor compromiso en el incremento de energías limpias", señaló.

De hecho, Bruno Sgiambelluca cita que en Chile, "el 40 % de la matriz energética es de carbono; es una de las mayores fuentes contaminantes del planeta", y por esto mismo, cuestionó que "va a cerrar sus centrales de carbón, pero no todas, en 2040, entonces ¿cómo vamos a llamar a la ambición si el propio país que tiene la presidencia de la cumbre va a cerrar sus plantas de carbón en 2040?".

Audio

[AUDIO] Bruno Sgiambelluca, vocero de Greenpeace Argentina, habló sobre la COP25

0:27 5:25

Uno de los puntos importantes que debían discutirse en la COP25 y que quedó aplazado para la COP26 que se llevará a cabo en junio de 2020 en Glasgow, es el de los mercados de carbono.

Burno Sgiambelluca explicó en RCN Radio que estos mercados abre una puerta compleja que permite a los países una doble contabilidad. De hecho, señala que es uno de los problemas no resueltos del Acuerdo de París y que se iba a tratar en esta cumbre de Madrid.

"Son mecanismos de cooperación en los que los países pueden venderse carbono y se comercializa con el clima. Desde Greenpeace lo que decimos es que no estamos ante la necesidad de abrir un nuevo mercado, sino de tomar acciones concretas y urgentes porque con un nuevo mercado de carbono no vamos a solucionar los problemas climáticos. Los gobiernos deben invertir en energía limpia y así reducir las emisiones, no con un mercado de carbono que sea dudoso y que abre una puerta para que países hagan dobles contabilidades", señala Bruno.

Si bien en la COP25 se introdujeron directrices al Fondo Verde del Clima para que, por primera vez, destine recursos frente a las pérdidas y daños que sufren los países más vulnerables a los fenómenos climáticos extremos, no hay un compromiso claro de los países más ricos en la lucha contra el cambio climático aunque son los que más contaminan.

El vocero de Greenpeace Argentina señaló que "hay países que son afectados directamente por el cambio climático; hay países que están al borde de desaparecer por la subida del nivel del mar, y hay ciertos países que quieren jugar con eso y no puede ser permitido".

Le puede interesar: ¿Por qué se pospuso la discusión sobre mercados de carbono para la COP26?

Lo cierto es que ante la desilusionante cumbre, Sgiambelluca insiste en que que "más de medio millón de personas marcharon en Madrid y no los escucharon y eso tiene que marcan un precedente porque la próxima cumbre tienen que ser muchísimo más ambiciosa, y desde Greenpeace pedimos más acciones concretas para reducir los gases de efecto invernadero".

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido