El expresidente de Brasil se entregó en la tarde de este sábado a las autoridades.

LULA
Este sábado el expresidente de Brasil se entregó a las autoridades.
AFP

Pocos minutos después de conocer la noticia de la entrega del expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, millones de brasileños se volcaron en las diferentes calles para celebrar.

En las redes sociales aparecen varios videos de personas lanzando fuegos artificiales y bailando por la detención del exmandatario, quien deberá cumplir una sentencia de 12 años por corrupción.

En la tarde de este sábado, Lula se entregó a la Policía Federal para ser trasladado a una cárcel con el fin de cumplir la pena que quedó firme el pasado jueves por parte del Tribunal Supremo de Justicia.  

El ambiente en las principales ciudades de Brasil es tenso, puesto que mientras uno celebran el hecho que Lula esté preso, otros realizan manifestaciones de rechazo frente a esta decisión judicial. 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido