Cargando contenido

El alcalde de Bal Harbour, Gabriel Groisman, decidió someterse a cuarentena tras haber tenido contacto con una persona que dio positivo.

El Invima declaró la emergencia por los tapabocas.
El Invima declaró la emergencia por los tapabocas.
Colprensa

En Estados Unidos, las medidas de restricción no se han hecho esperar para contener la propagación del coronavirus, mientras la cifra de contagiados ya asciende a 4.100 y la cifra de muertos es de 69.  El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó el cierre de escuelas y bares a la vez que Nueva Jersey y San Francisco anunciaron toque de queda.

Como medida de prevención, el alcalde de Bal Harbour en el condado Miami-Dade, Gabriel Groisman, decidió de forma voluntaria hacer cuarentena tras haber tenido contacto con una persona que dio positivo para coronavirus.

Groisman confirmó que este martes se dio la orden de que todos los restaurantes, bares y gimnasios serán cerrados, para obligar a las personas a estar dentro de sus residencias y así poder controlar el virus.

Le interesa: Concejal de Bogotá asiste a sesión pese a que uno de sus asesores podría tener coronavirus

"Con tanta gente enferma y muriendo en diferentes lugares del mundo, estar en la casa es sano, no es lo peor del mundo", manifestó.

Dijo que en medio de la pandemia se ve venir que todas las ciudades de EE.UU. van a terminar decretando la cuarentena.

"Es una situación muy seria, tengo 39 años soy sano si a mi me pega el virus no me va a pasar nada, pero si yo lo tengo sin síntomas y salgo afuera y contagio a otra persona que es débil o adulto mayor, eso es el peligro. La única manera que esto se puede controlar es si la gente se queda en su casa a puerta cerrada".

Lea también: Ascienden a 65 los contagiados con coronavirus en Colombia

El mandatario local recordó que hay que tomar muy en serio este virus, pero no hay que entrar en pánico.

El presidente Donald Trump ha considerado posible una recesión en Estados Unidos mientras que mantiene una puja con China luego que lo acusara de sembrar la desinformación sobre el COVID-19, que el mandatario estadounidense llamó el "virus chino".

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido