Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Conferencia busca en Bolivia solución a cambio climático que golpea a pobres

Presidente de Bolivia Evo Morales. / Foto: AFP


La II Conferencia Mundial de los Pueblos sobre Cambio Climático que comenzará este sábado en Bolivia con representantes de 42 países y de la ONU buscará soluciones para enfrentar un cambio climático cuyas consecuencias se ceban, sobre todo, en los más desfavorecidos.

El encuentro, que suma más de 2.000 inscritos, se desarrollará del 10 al 12 de octubre en la localidad de Tiquipaya, vecina a la ciudad de Cochabamba, con la presencia confirmada del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y de los presidentes de Ecuador, Rafael Correa; de Venezuela, Nicolás Maduro, además del anfitrión, Evo Morales.

Los debates que tendrán lugar en este foro se centrarán en cuatro grandes ejes temáticos: las amenazas del capitalismo contra la vida, la construcción del modelo del "Vivir Bien", el cambio climático y la cultura de la vida y el camino en la defensa de la vida, según informó la organización.

El canciller boliviano, David Choquehuanca, dijo esta semana que entre las propuestas que se discutirán figura la creación de un tribunal internacional de justicia climática vinculado al cumplimiento de la Convención Marco sobre Cambio Climático de la ONU, que ya fue aprobada en la primera conferencia de 2010, sin concretarse.

Otro de los debates girará en torno a una reforma de la arquitectura financiera internacional destinada a desalentar la inversión especulativa y promover el desarrollo sostenible, mientras que en otra mesa se estudiará la incorporación de prácticas ancestrales a la lucha contra el calentamiento global.

La conferencia será inaugurada el sábado por el presidente Morales, el ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, y el expresidente del Panel Intergubernamental de la ONU sobre Cambio Climático Rajendra Pachauri.

Ese mismo día está prevista la llegada a Cochabamba del secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, quien se reunirá con el presidente boliviano y al día siguiente asistirá durante unas horas a los debates de la cumbre.

Otros de los responsables internacionales que acudirán a Tiquipaya serán el alto representante general del Mercosur, Florisvaldo Fier y la eurodiputada española del partido izquierdista Podemos Estefanía Torres, quien representará en Bolivia al grupo de la Izquierda Unitaria del Parlamento Europeo.

Los resultados de los grupos de trabajo serán presentados el lunes 12 de octubre y servirán para elaborar un documento de resoluciones que posteriormente serán presentadas en la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP-21) en París, en diciembre próximo.

Morales se ha comprometido a ser él mismo quien haga llegar las conclusiones de Tiquipaya a los jefes de Estado que se reunirán en Francia dentro de dos meses.

Para la clausura, que tendrá lugar en un coliseo del pueblo de Quillacollo, el Gobierno boliviano confirmó la presencia de los presidentes de Ecuador y Venezuela, además del canciller de Cuba, Bruno Rodríguez.

Morales manifestó este viernes, durante un acto en el departamento amazónico de Pando, su confianza en que los movimientos sociales realizarán propuestas para "salvar al planeta, cuidar a la Madre Tierra" y promoverán "proyectos que permitan garantizar la vida y salvar a la humanidad".

Este encuentro da continuidad a la llamada primera Conferencia Mundial de los Pueblos sobre Cambio Climático, que se celebró también en Tiquipaya en 2010.

En aquella cita fueron planteadas a los países ambiciosas metas como la reducción de los gases de efecto invernadero en un 50 % respecto de los niveles de 1990, una meta 10 veces superior a lo establecido en el protocolo de Kioto.

Pero también trascendió por el discurso inaugural de Morales en el que dijo que los pollos engordados con hormonas son los culpables de las "desviaciones" sexuales de los hombres, que la comida transgénica es responsable de la calvicie y que la Coca Cola sirve a los fontaneros para limpiar los inodoros.



Por: EFE