Varios congresistas demócratas estadounidenses se vestirán de negro cuando asistan al discurso del Estado de la Unión del presidente Donald Trump el 30 de enero, en un gesto de solidaridad con las mujeres víctimas de abuso y acoso sexual.

Hombres y mujeres imitarán a numerosas celebridades que hicieron lo mismo durante la ceremonia de los Globos de Oro el domingo pasado.

La demócrata Jackie Speier invitó por Twitter a sus colegas demócratas y republicanos a vestirse de negro en solidaridad con las víctimas de "Hollywood, la política, el Ejército, la academia, etc".

El discurso anual del presidente ante todos los congresistas, en hora central, es uno de lo momentos que marcan el inicio del año en Estados Unidos. En general, la oposición aprovecha la ocasión para enviar mensajes simbólicos.

El año pasado, por ejemplo, unos 40 congresistas demócratas se vistieron de blanco, un color que simboliza la defensa de los derechos de las mujeres, en el marco de la Marcha de las Mujeres organizada en varias ciudades, el día después de que Trump tomara posesión como presidente.

AFP