Foto AFP

El proyecto contempla la despenalización del aborto en caso de "riesgo presente o futuro" de la vida de la madre, "malformaciones incompatibles con la vida extrauterina" y violación.  

La Comisión de Salud de la Cámara de Diputados aprobó por ocho votos a favor y cinco en contra legislar en "general" sobre el proyecto de ley ingresado al Congreso el pasado 31 de enero por la mandataria socialista Michelle Bachelet.

Ahora el proyecto debe ser votado en la sala, para luego pasar al Senado.

"Voto a favor de este proyecto porque de alguna manera define, en situaciones traumáticas para las mujeres, (...) que sean las mujeres las que impongan su voluntad", dijo la diputada Cristina Girradi, del oficialista Partido por la Democracia (PPD) al justificar su voto a favor.

El proyecto contempla la despenalización del aborto en caso de "riesgo presente o futuro" de la vida de la madre, "malformaciones incompatibles con la vida extrauterina" y violación.

Para realizarlo se requerirá del diagnóstico de un médico, ratificado por otro profesional, con una excepción: en caso que la mujer necesite atención inmediata por riesgo inminente de su salud, bastará con el diagnóstico de un solo médico.

Los legisladores que votaron en contra del proyecto destacaron que de aprobarse el mismo abriría la puerta al aborto libre en Chile.

"Con el aborto se está afectando la libertad de un tercero que no se puede defender", dijo el legislador de la conservadora Unión Demócrata Independiente (UDI), Javier Macaya, al justificar su voto contra el proyecto.

La jornada de votación, tras meses de idas y vueltas en la comisión, fue seguida en las puertas del Congreso de Valparaíso (a 120 kilómetros de Santiago) por decenas de personas, unas a favor y otras en contra del documento.

La aprobación en comisión es el primer paso necesario para legislar sobre aborto en Chile, un país considerado conservador, en el que el divorcio se aprobó recién en 2005 y más de 70% de la población se declara católica.

Hasta 1989 y por más de 50 años el aborto estuvo permitido en Chile para casos de peligro de muerte de la madre o inviabilidad del feto. Pero antes de dejar el poder, el exdictador Augusto Pinochet (1973-1990) lo prohibió.

Por: AFP