Cargando contenido

"Mi madre rezaba para que encendiera el vehículo y huyéramos", dijo el niño entre lágrimas al recordar ese episodio.

Masacre de la familia LeBarón
Un bebé permaneció sentado en la silla junto al cadáver de su madre por varias horas.
Foto: AFP

El pasado 6 de noviembre se conoció la escabrosa masacre de la familia LeBarón, en la frontera entre México y Estados Unidos, cuando se movilizaban en tres camionetas Suburban por el norte de México en el sector conocido como 'La Línea', en Sonora.

Sujetos armados abrieron fuego y asesinaron a las tres mujeres que manejaban los vehículos y a seis niños de los 12 que las acompañaban.

El Gobierno de México responsabilizó del hecho a carteles de narcotráfico, dijo que al parecer habría sido un error porque confundieron a sus ocupantes con integrantes de otra organización ilegal.

Lea también: Detalles escabrosos de masacre de la familia LeBarón en frontera de México y EE.UU.

Sin embargo, esto no habría sido así de acuerdo con el relato que se conoció de uno de los pequeños que se salvaron de la masacre. El ataque habría sido premeditado y dirigido contra la familia. 

Devin Langfort, de 13 años, quien logró sobrevivir al ataque armado y caminó durante seis horas en busca de ayuda para su familia y hermanos que se desangraban en el lugar, relató al programa 'Good Morning America', de ABC News, el macabro suceso.

"Comenzaron a dispararle al carro con un montón de balas y luego nos dispararon rápidamente. Me sentí realmente aterrado eran muchas balas", señaló el menor.

Detalló que su madre intentó encender la camioneta varias veces pero no daba arranque. "Seguramente le dispararon a alguna parte del carro y por eso no encendía".

Le puede interesar: ¿Cuál es la verdad detrás del hermetismo sobre el estado de salud de Schumacher?

En medio de lágrimas, Devin señaló que su madre les decía que todo estaría bien y que mientras tanto rezaba a Dios para que encendiera el vehículo y poder huir del lugar.

"Después ellos nos sacaron del carro y nos tiraron al piso", agregó, y fue allí cuando les dispararon a quemarropa a varios de ellos, matando a su madre y dos de sus hermanos allí.

Masacre de la familia LeBarón
Un niño que logró sobrevivir del ataque huyó pidiendo ayuda.
Foto: AFP

En medio de las balas y mientras los sujetos emprendieron su fuga, Devin se paró y tomó en los brazos a su hermano más pequeño y comenzó a caminar buscando ayuda.

Vea tambiénTiroteo en escuela secundaria de California deja varios heridos

"A mí no me hirieron, así que comencé a caminar un poco hasta que no pude cargarlo más y lo escondí en un arbusto (...) todos estaban sangrando mucho, así que traté de apurarme para llegar", puntualizó.

Este relato desvirtúa por completo la hipótesis del gobierno mexicano de que todo fue un error entre carteles de narcotráfico y se suma a lo conocido por el diario New York Post, que publicó lo dicho por un agente del FBI que afirmó que los sicarios sacaron a los ocupantes de los vehículos y les dispararon sin mediar palabra alguna.

Una de las camionetas terminó incinerada.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido