Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Sesión del Consejo de Seguridad de la ONU
AFP

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó este martes por unanimidad una resolución estadounidense que respalda el acuerdo entre Estados Unidos y los talibanes afganos, una medida inusual para un trato entre un país extranjero y un grupo insurgente.

El acuerdo sellado el 29 de febrero prevé la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán. A cambio, los talibanes se comprometieron a prohibir actos de terrorismo y a participar en las negociaciones con el gobierno de Kabul, algo a lo que hasta ahora se han negado.

En la resolución, el Consejo de Seguridad "insta al Gobierno de la República Islámica de Afganistán a avanzar en el proceso de paz, incluso participando en negociaciones intra afganas a través de un equipo de negociación diverso e inclusivo, compuesto por líderes afganos de la sociedad política y civil, incluidas mujeres".

Le puede interesar: Guerra en Siria: desplazados se quedan sin opciones de sobrevivir

La decisión del Consejo incomodó a algunos diplomáticos por tratarse de la aprobación de un acuerdo con dos anexos secretos relacionados con el antiterrorismo, a los que sus miembros no tuvieron acceso. 

Según estas voces disidentes, esto podría sentar un precedente para otros países y poner en peligro la credibilidad del Consejo si los talibanes no respetan el acuerdo. 

Estados Unidos busca ansiosamente poner fin a su conflicto bélico más prolongado y, según los términos del acuerdo firmado en Doha, todas las fuerzas extranjeras abandonarán Afganistán dentro de 14 meses, siempre que los talibanes cumplan con sus compromisos.

La resolución de la ONU llega en medio de una crisis política en Afganistán, luego de la doble juramentación presidencial del lunes: del hasta ahora mandatario Ashraf Ghani y de su rival y expresidente ejecutivo, Abdulá Abdulá. Ambos se declararon ganadores de las elecciones presidenciales del año pasado.

 

EE.UU. empieza a retirar tropas

 

Estados Unidos anunció que ha empezado a retirarse de dos bases militares de Afganistán, el mismo día en que han debido empezar las negociaciones de paz entre el gobierno afgano y los talibanes. 

Lea aquí: Joe Biden insulta a un trabajador de una fábrica en Michigan

Según el acuerdo firmado el mes pasado en Doha, con el que Washington quiere poner fin al conflicto más largo de su historia, todas las fuerzas extranjeras abandonarán Afganistán en un periodo de 14 meses, a condición de que los talibanes cumplan sus compromisos en materia de seguridad.

Según este acuerdo, Estados Unidos tiene que reducir inicialmente sus tropas de 13.000 a 8.600 hasta mediados de julio y cerrar cinco de las 20 bases que tiene en el país.

Horas más tarde, el gobierno afgano anunció que pondrá en libertad progresivamente a 5.000 prisioneros talibanes si los insurgentes reducen de forma "significativa" la violencia, afirmó Sediq Sediqqui, portavoz del presidente afgano Ashraf Ghani. 

"Cuando empiecen las negociaciones entre Kabul y los insurgentes sobre el futuro del país, "500 prisioneros talibanes serán liberados cada dos semanas (3.500 presos en total) con la condición que la violencia disminuya de forma significativa", prosiguió.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.