Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

"Una guerra termonuclear puede desatarse en cualquier momento": Corea del Norte en la ONU



El Gobierno de Corea del Norte acusó a Estados Unidos de estar empujando a la península coreana hacia la guerra y avisó que está preparada para responder a cualquier acción militar estadounidense.

"Si EE.UU. se atreve a optar por una acción militar (...), la República Popular Democrática de Corea (RPDC) está lista para reaccionar a cualquier tipo de guerra que desee EE.UU.", aseguró el embajador adjunto del país ante la ONU, Kim In Ryong, en una conferencia de prensa en la sede de Naciones Unidas.

Kim aseguró que el Gobierno de Donald Trump busca "hacer algo" en Corea del Norte y por ello está desplegando fuerzas en la región.

"Pero la RPDC se mantiene imperturbable", subrayó el diplomático, que insistió en que su país tomará las medidas más duras, incluido el uso de la fuerza, para defenderse.

El representante norcoreano destacó el reciente ataque lanzado por Estados Unidos contra una base aérea siria como prueba de que EEUU es una amenaza para Estados soberanos bajo el pretexto de trabajar por la paz.

"Estados Unidos está perturbando la paz y estabilidad globales e insistiendo en una lógica de gángster", aseguró Kim, que acusó a la Administración estadounidense de querer aplicar a su país la misma doctrina que a Siria.

Según el embajador, el reciente despliegue de un portaaviones nuclear estadounidense en aguas próximas a la península de Corea está "empujando la situación hacia el borde de una guerra".

"Esto ha creado una situación en la que una guerra termonuclear puede desatarse en cualquier momento", insistió.

Kim criticó además muy duramente una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU convocada por EEUU para el próximo 28 de abril con el fin de abordar la situación en Corea del Norte.

EE.UU. advierte que se acabó “la era de la paciencia estratégica” con Corea del Norte

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, amenazó a Pyongyang con hacer uso de la “determinación” exhibida por el Gobierno de Donald Trump en los recientes ataques en Siria y Afganistán, y señaló que Washington no tolerará nuevos test de misiles norcoreanos.

El número dos de la Casa Blanca envió este contundente mensaje al régimen de Kim Jong-un durante su visita a Seúl, en plena escalada de la tensión por las reiteradas pruebas armamentísticas del lado norcoreano y el despliegue de un portaaviones nuclear en aguas próximas a la península de Corea como respuesta de Washington.

[imagewp:177805] Foto AFP

En las últimas dos semanas el mundo contempló la fuerza y la determinación de nuestro nuevo presidente con las acciones emprendidas en Siria y Afganistán. Corea del Norte haría bien en no poner a prueba su determinación o el poder del Ejército de EE.UU.”, destacó en rueda de prensa Pence.

Derrotaremos cualquier tipo de ataque, y haremos frente a cualquier provocación nuclear o de misiles con una respuesta apabullante”, dijo Pence tras reunirse en Seúl con el presidente en funciones surcoreano, Hwang Kyo-anh, con quien compareció ante los medios sin aceptar preguntas de los periodistas.

Pese a lanzar estas advertencias y señalar que “todas las opciones están sobre la mesa” para poner fin a los desafíos de Pyongyang, Pence subrayó que la prioridad estadounidense es encontrar una solución “pacífica” a la situación.

También instó a China a ejercer un papel más activo para “lidiar” con el régimen norcoreano, lo que coincide con los guiños sobre el mismo tema enviados por Trump al gigante asiático a través de su cuenta en Twitter.

[imagewp:148831] Foto AFP

La gira asiática de Pence, que continuará en Japón y posteriormente en otros dos países, se produce al tiempo que Corea del Norte ha elevado el tono de su retórica belicista y ha vuelto a exhibir musculatura militar con motivo de la celebración del 105 aniversario del fundador del país Kim Il-sung.

El sábado, el Ejército norcoreano hizo desfilar un tipo de proyectil nunca antes mostrado en público y que podría ser un nuevo misil balístico intercontinental (ICBM) con capacidad de alcanzar territorio estadounidense.

El domingo, sólo unas horas antes de que el Air Force Two de Pence aterrizara en Corea del Sur, Pyongyang probó otro misil balístico que aparentemente estalló poco después de ser disparado.

[imagewp:339231] Por AFP

En este contexto, el vicepresidente estadounidense recalcó la “solidez inquebrantable” de la alianza entre Washington y Seúl, y quiso aliviar el nerviosismo existente en Seúl ante la posibilidad de que Washington decidiera unilateralmente emprender un ataque preventivo contra Corea del Norte.

Está por ver si el régimen de Kim Jong-un decide traspasar las líneas rojas marcadas por Estados Unidos y se atreve a realizar una nueva prueba atómica a corto plazo, una posibilidad apuntada por expertos a raíz de fotos recientes de la base nuclear norcoreana que mostrarían preparativos avanzados para un nuevo test de este tipo.

China cree que la opción pacífica sigue siendo la preferida en crisis coreana

El ministro chino de Asuntos Exteriores, Wang Yi, consideró hoy que el uso de medios pacíficos "sigue siendo la primera opción" de los países implicados en la crisis por los programas armamentísticos de Corea del Norte.

Wang recalcó, durante una conferencia de prensa en la sede de su Ministerio, que China está "comprometida" con la desnuclearización de la península coreana y con el uso de "medios pacíficos y diplomáticos".

"Creemos que esto también es la aspiración común de los países (implicados) y que es un medio realista de resolver la cuestión nuclear" norcoreana, añadió.

El ministro chino recalcó que Estados Unidos "también ha reafirmado su disposición a ceñirse a medios diplomáticos" como su "primera opción", incluso si ha advertido de que "hay otras opciones sobre la mesa".

Por ello, Wang insistió en la postura china de ver esta crisis como una oportunidad para reanudar las negociaciones. "Cuanto más tensa es la situación, más importante es para nosotros buscar oportunidades para reanudar el diálogo y las negociaciones", dijo.

El embajador adjunto de Corea del Norte ante la ONU, Kim In Ryong, advirtió la pasada noche en la sede de Naciones Unidas en Nueva York de que EEUU está "empujando la situación hacia el borde de una guerra".

"Esto ha creado una situación en que una guerra termonuclear puede desatarse en cualquier momento", aseguró.
RCN Radio con AFP y EFE