Foto: AFP



Corea del Sur anunció el sábado que acelerará el despliegue del escudo antimisiles estadounidense después de que Pyongyang disparara otro misil balístico intercontinental, pese a la firme oposición de Pekín.

Por su parte, el ejército estadounidense también desplegará en la península coreana y sus alrededores "equipos estratégicos", agregó ante la prensa el ministro surcoreano de Defensa, Song Young-Moo, que no aportó más precisiones.

A principios de junio, Seúl había congelado el despliegue del sistema estadounidense THAAD (Terminal High Altitude Area Defense) tras una intensa campaña de China, que exigía que se reevaluara su impacto en el medio ambiente.

Según los analistas, se trataba de una maniobra del nuevo presidente surcoreano Moon Jae-In (centro-izquierda) para distanciarse de las decisiones de su predecesora en el cargo, la destituida Park Geun-Hye (conservadora) que aprobó el despliegue del THAAD en verano de 2016.

"Próximamente, iniciaremos consultas sobre el potencial despliegue" de los elementos que quedan por instalar del THAAD, declaró el ministro. El escudo incluye seis lanzadores, dos de los cuales ya fueron instalados a unos 300 km al sur de Seúl.

Un alto responsable de la presidencia dijo que se había informado a Pekín al respecto.

Por: RCN Radio y AFP