Autoridades costarricenses decomisaron este lunes 1.301 kilos de cocaína que estaba oculta en un contenedor desembarcado en el puerto de Caldera, el más importante del Pacífico, de un barco procedente de Colombia. La droga fue encontrada durante una inspección realizada por la Policía de Control de Drogas (PCD) en el contenedor, que llevaba un marchamo falso de importación de jabón de manos, según un comunicado del Ministerio de Seguridad Pública. El organismo indicó que en la inspección los policías encontraron 52 sacos con paquetes de plástico que contenían la droga, en medio de la carga de jabón. Por: AFP y RCN Radio