Cargando contenido

Los Estados Unidos y el Reino Unido abordarán la crisis con Irán y el acuerdo económico con China.

Primera ministra británica, Theresa May
Primera ministra británica, Theresa May
AFP

 El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, se reúne este miércoles con la primera ministra británica, Theresa May, con la que espera abordar la crisis con Irán y la participación del gigante chino Huawei en la red 5G del Reino Unido.

La jefa del Gobierno tiene previsto recibir a Pompeo sobre las 13.00 GMT en su residencia oficial de Downing Street, en lo que será el primer encuentro entre ambos desde que Londres considerase el mes pasado permitir la entrada del gigante tecnológico chino en la construcción de la red de telecomunicaciones 5G del país.

Lea también: Un muerto y seis heridos deja tiroteo en escuela de Estados Unidos

Tras su reunión con May, Pompeo y el titular británico de Exteriores, Jeremy Hunt, ofrecerán una rueda de prensa, sobre las 14.00 GMT, de acuerdo con fuentes oficiales.

Según los medios, se espera que May y Pompeo aborden la crisis con Irán tras la decisión de EE.UU. de imponer nuevas sanciones a Teherán y de que el presidente iraní, Hasan Rohaní, indicase que reducirá sus compromisos adquiridos con el acuerdo nuclear de 2015.

El secretario de Estado viajó ayer a Bagdad tras suspender su visita a Berlín y se reunió con el primer ministro, Adel Abdelmahdi, y con el presidente de la República, Barham Saleh.

Le puede interesar: Estados Unidos enviará un buque hospital al Caribe por crisis en Venezuela

El asunto de Huawei ha creado una gran controversia en el Reino Unido después de que Gavin Williamson fuera destituido la semana pasada como ministro de Defensa por haber filtrado supuestamente información del Consejo de Seguridad Nacional.

En una reunión de ese consejo, se abordó los planes gubernamentales para permitir que Huawei forme parte de la construcción de la red 5G en el Reino Unido, algo que ha inquietado a algunos diputados por los posibles riesgos para la seguridad nacional si se llegaba a un acuerdo con la compañía.

Algunos políticos temen que la compañía facilite una ruta para que el régimen chino pueda realizar labores de espionaje.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido