Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Catedral de Notre Dame
No cesa la polémica por el incendio en la catedral.
AFP

El presidente francés Emmanuel Macron aseguró, en un discurso televisado, que la catedral de Notre Dame será reconstruida "en cinco años" y "aún más bella", tras el devastador incendio que sufrió.

"Reconstruiremos la Catedral de Nuestra Señora aún más hermosa y quiero que esté terminada dentro de cinco años. Podemos y nos movilizaremos allí también. Después del tiempo de prueba, llegará el tiempo de la reflexión y de la acción. Pero no los mezclemos, no nos apresuremos", aseguró el presidente en la alocución desde el palacio del Elíseo. 

No obstante, Frederíc Letóffe, presidente del Grupo de Empresas para la Restauración de Monumentos Históricos ya había dicho que no era realista hablar de 3 o 4 años como plazo para la reconstrucción. En cambio, consideró que se requerirán entre 10 y 15 años. 

Lea también: Lo que se salvó y lo que dañó el violento incendio en Notre Dame

"Entre diez y quince años me parece razonable. Escuché a un ex ministro hablar de tres o cuatro años, pero eso no es realista. Considerando que, antes de comenzar la restauración, ya será necesario asegurar el lugar, lo que requerirá mucho trabajo ya que, más allá de la estructura y el refuerzo, será necesario construir un andamio con un paraguas para poder proteger toda la cubierta", dijo el experto. 

Macron aseguró que el pueblo francés ha sido capaz de levantar grandes obras y reconstruirlas.

"El incendio de Notre Dame nos recuerda que nuestra historia no se detiene nunca, que siempre habrá dificultades que superar, que aquello que creemos indestructible puede ser dañado. Todo lo que supone la Francia, material, espiritual y vivo, es frágil. No debemos olvidarlo", señaló. 

Agregó que les corresponde a los franceses "garantizar la continuidad de la nación". Además resaltó que durante el incendio "cada uno dio lo que tenía" y quiso ver en esa prueba de solidaridad una muestra de unidad.

"Comparto su dolor, pero también su esperanza. Ahora tenemos que trabajar. Actuaremos y triunfaremos", dijo el presidente. 

Millonarias donaciones

El presidente Macron también pidió a "todos los que aman París, dentro o fuera de ella" que aporten a la reconstrucción. 

Desde muy temprano, empresas y millonarios ya prometían donaciones para  Notre Dame y ya suman cerca de 700 millones de euros el martes en la tarde.

Entre las donaciones anunciadas por grandes fortunas francesas, destacó la de la familia de Bernard Arnault, propietario del grupo de productos de lujo LVMH, que prometió 200 millones de euros.

La familia Bettencourt, heredera de L'Oréal, anunció una donación de 200 millones de euros, cien a través de la compañía y cien a través de su fundación.

De interés: Unesco advierte complejidad de restauración de Catedral de Notre Dame

Por su parte la familia de François Pinault, propietario del grupo Kering, que comercializa marcas como Gucci o Yves Saint Laurent, anunció 100 millones de euros a través de su compañía de inversiones Artemis. 

A través del grupo empresario familiar, el gigante francés de la publicidad JCDecaux se comprometió a donar 20 millones de euros.

Martin Bouygues, propietario del grupo Bouygues, y su hermano Olivier dijeron estar "muy afectados" y harán una donación "a título personal" de diez millones de euros a través de su holding familiar, SCDM.

El millonario Marc Ladreit de Lacharrière, que controla la compañía de inversiones Fimalac, prometió también diez millones de euros "para la restauración de la aguja, símbolo de la catedral" que se derrumbó por el incendio.

El presidente de la petrolera francesa Total, Patrick Pouyanné, anunció en Twitter que el grupo, "primer mecenas de la Fundación para el Patrimonio", una fundación privada francesa,  haría un "donativo especial" de cien millones de euros.

Fuente

EFE Y AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.