Los asistentes cantan en coro "nuestros periodistas siguen secuestrados" y "libertad".

Cuarto día de vigilia en Ecuador por liberación de periodistas secuestrados
Cientos de personas suplicaban a las disidencias que liberaran a los periodistas, sin embargo este grupo armado asesinó a los comunicadores.
Foto: AFP

La Plaza de la Independencia, frente al palacio de Gobierno, en la capital ecuatoriana acogió por cuarto día consecutivo una vigilia por la liberación de un equipo periodístico del diario "El Comercio" secuestrado el pasado lunes en la provincia de Esmeraldas, frontera con Colombia.

Convocados a través de las redes sociales, los periodistas pidieron en la vigilia que se traigan sanos y salvos a los dos comunicadores y al conductor, que fueron secuestrados cuando realizaban su trabajo en la frontera.

A la zona, "los periodistas llegaron con el único interés de entrevistar a la población civil, de recoger las historias de seres humanos afectados por el conflicto armado en Colombia y el narcotráfico, historias que solo es posible que salgan a la luz con el trabajo de la prensa libre", señala un manifiesto anónimo que circuló en redes sociales de periodistas.

"Silenciar al periodismo libre es atentar contra la democracia. No callaremos. Hoy volvemos a gritar como cada noche en la Plaza Grande porque exigimos que el Estado nos los regrese sanos y salvos", añade el escrito de convocatoria a la vigilia.

Pese al frío de la noche, con velas encendidas y portando carteles con el mensaje "Nos faltan 3", los periodistas reclamaron en la Plaza Grande la liberación de los secuestrados, en una jornada de vigilia en la que hoy hubo, incluso, niños.

Un gran cartel que levantaba uno de los periodistas modificaba la letra "o" de la frase "Nos faltan 3" por un corazón partido en dos mientras a su alrededor, los asistentes coreaban insistentemente "nuestros periodistas siguen secuestrados" y "libertad".

Además, a la frase de un participante: "Por nuestros compañeros", el grupo repetía en coro "nadie se cansa".

Fotos y vídeos de la cuarta vigilia colgados en Twitter, mostraron velas encendidas en el piso alrededor de tres carteles, cada uno con fondo blanco y letras negras con la leyenda: "Nos faltan 3. Un periodista, un fotógrafo y un conductor siguen secuestrados en la frontera con Colombia. ¡Los queremos de vuelta ya!"

Con la etiquete "No están solos" y "Nos faltan tres", amigos y colegas de los secuestrados, hacen presión a través de las redes sociales en busca de la liberación del equipo periodístico.

La petición también se vio en la tradicional procesión de "Jesús del Gran Poder", que hoy recorrió calles del centro colonial de Quito, donde están el palacio de Gobierno y la Plaza Grande.

Uno de los feligreses, ataviado como cucurucho, con la túnica morada y un alto capirote, portaba en sus manos el cartel: "Nos faltan 3", "Los queremos vivos", que lucía sobre la imagen de un Cristo en la cruz.

A través de Twitter, periodistas piden "que el paso de los días no nos vuelva indiferentes" y ruegan que no se olvide que "nos faltan 3" para quienes exigen una liberación "pronta y segura".

El ministro del Interior, César Navas, se reunió con familiares de los secuestrados a los que puso al corriente de las gestiones que se realizan para conseguir la liberación de sus seres queridos.

El Ejecutivo ecuatoriano mantiene total discreción y mutismo sobre las negociaciones que mantiene con los secuestradores, de las que apenas ha trascendido que no han pedido rescate.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido