Cargando contenido

Foto: Tomada twitter @descifralaguerra



Cuatro hombres armados penetraron el sábado por la noche en el hotel Intercontinental de Kabul y empezaron a disparar contra los clientes, informó una fuente de la agencia afgana de espionaje.

Según una fuente de los servicios de espionaje afganos, "el ataque sigue en curso" más de dos horas después de los primeros disparos ocurridos poco después de las 21H00.

Un periodista de la cadena de televisión local Tolo News presente en el lugar informó igualmente en Twitter de que seguía "oyendo disparos más de dos horas después" del inicio del ataque.

El hotel, ubicado en una colina en el oeste de Kabul, está sumido en la oscuridad y altas llamas emergen del tejado.

"Puedo escuchar disparos que parecen venir del primer piso, pero no veo dónde están. Estamos escondidos en nuestras habitaciones. Hagan que los servicios de rescate lleguen pronto", contó  un cliente del establecimiento bajo condición de anonimato y que dijo encontrarse en la tercera planta.

Las fuerzas especiales afganas fueron desplegadas al lugar y "al menos dos plantas han sido despejadas. Uno de los atacantes fue abatido", indicó el portavoz del ministerio del Interior, Najib Danish.

"Tres clientes heridos fueron evacuados hacia el hospital", añadió sin dar un balance, mientras que los medios locales hablan de varios muertos y heridos.

La operación que no fue reivindicada, llega después de una serie de advertencias bastante precisas desde hace 48 horas sobre evitar hoteles y lugares frecuentados por extranjeros en Kabul.

El ataque comenzó con una explosión con la que el comando se abrió camino, y después se cortó la electricidad en el barrio, dijo una fuente de los servicios de lucha contra el terrorismo.

El comando abrió fuego en el cuarto piso del hotel antes de atrincherarse en la segunda planta, según otra fuente de seguridad.

 



Fuerte vigilancia


Los principales ejes que conducen al establecimiento estaban cerrados a la circulación.

Danish explicó que una "compañía privada fue encargada desde hace dos semanas de garantizar la seguridad del hotel. Estamos investigando para comprender por dónde entraron los asaltantes, pudieron utilizar las puertas de la cocina trasera".

El hotel Intercontinental de Kabul, uno de los establecimientos de lujo de la capital afgana que cuenta con cuatro restaurantes - pero no pertenece a la cadena internacional epónima - acoge con frecuencia bodas, conferencias, y reuniones políticas.

Su azotea iluminada con vistas sobre Kabul es particularmente popular entre las clases más adineradas.

Un responsable del ministerio de Telecomunicaciones, Abdulá Sabet, indicó que unos cuarenta directores y responsables provinciales del país se alojaban el sábado por la noche en el hotel, para una conferencia prevista el domingo.

"No sabemos si resultaron heridos o muertos", confesó.

En la mañana del sábado se había celebrado una conferencia sobre la presencia y las inversiones chinas en Afganistán.

El hotel, abierto en septiembre de 1969, ya fue objetivo de un ataque reivindicado por los talibanes en junio de 2011, que dejó 21 muertos.

Desde entonces, el hotel estaba bajo fuerte vigilancia, con accesos reservados. Pero está rodeado por jardines y vegetación que pueden permitir entrar discretamente.

 

Por: AFP