Cargando contenido

el presidente Miguel Díaz-Canel ya recorrió las zonas afectadas.

Tornado Cuba La Habana
AFP

Primero, un ruido como si un avión a chorro estuviese pasando por el techo de la casa. Luego una ráfaga de aire y granizo que acabó con todo. Y así, un potente tornado golpeó la noche del domingo en La Habana y, según el último reporte de las autoridades, el desastre mató a cuatro personas, hirió a 195 y destruyó decenas de viviendas. 

"Eran como las nueve de la noche, todo el mundo sintió un ruido, como si fuera un transformador que hubiera explotado. La luz empezó a pestañear. (...) El ruido era más cerca, luego sentimos la ráfaga de aire, como si estuvieran cayendo piedras, era granizo y siento que empezaban a caerse cosas. Me levantó todo el techo y se llevó todo", dice Canaima Hernández, de 36 años.

La casa de Canaima está en Regla, uno de los municipios de La Habana más golpeados por el tornado. Quedó inhabitable. "Cuando sentimos la ráfaga de aire lo que hice fue agarrar a mi niña y agacharme en mi cocina", cuenta entre sollozos. 

Le interesa: Tres muertos y más de 170 heridos deja tornado en La Habana, Cuba

Los vecinos de Regla amanecieron el lunes tratando de rescatar sus pertenencias entre los automóviles volcados, paredes caídas, postes atravesados en las calles y restos de techos de zinc y de madera. Tras una noche en penumbras, el sol de la mañana empezaba a colarse por entre las nubes grises que aún coronaban la capital cubana tras la tormenta.

Celso Pazos, director del Instituto de Meteorología (Insmet), dijo que el fenómeno hizo un recorrido de 11,5km dentro de la ciudad, con vientos de 300km/h y sólo duró 16 minutos. 

De madrugada, el presidente Miguel Díaz-Canel recorrió Regla, supervisando las labores de rescate. "Los daños son severos, hasta el momento lamentamos la pérdida de tres vidas humanas y se atienden 172 heridos. Varias brigadas trabajando ya en el restablecimiento", comentó entonces.

Pero un balance oficial al cierre de este lunes cifró en cuatro los muertos y en 195 los heridos, algunos de ellos en estado grave, por lo que podría aumentar el número de fallecidos.

Los daños preliminares cuantificaron 1.238 viviendas afectadas, 124 de ellas en derrumbe total. También siete instituciones de salud, 46 escuelas, 21 guarderías infantiles, así como gran cantidad de postes de tendido telefónico y eléctrico, informó Juan Montalvo, funcionario del gobierno provincial.

Le puede interesar: Seis barrios de Ibagué fueron legalizados tras varias décadas de informalidad

Varias calles del barrio Luyanó, en el municipio 10 de Octubre, estaban llenas de escombros. Algunos pedazos de balcones de los edificios habían cedido, mientras postes y árboles caídos interrumpían las vías.

El Hospital Materno Infantil Hijas de Galicia, en esa localidad, fue evacuado debido a daños en sus instalaciones. El ulular de las sirenas en la ciudad fue constante, con bomberos y ambulancias desplazándose en labores de rescate. 

Otros hechos: "Pensamos que era el fin del mundo": afectados por vendaval en Tenjo (Cundinamarca)

Otros barrios afectados de la capital fueron Santos Suárez, Vía Blanca y Chibás. Rescatistas con camiones y montacargas pasaron la madrugada recogiendo escombros e intentando despejar las vías afectadas.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido