Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Manifestantes cubanos
AFP

El Gobierno cubano prohibió la celebración de una marcha opositora prevista para el 15 de noviembre por considerar que sus promotores tienen la intención de impulsar un cambio de régimen y porque algunos tienen vínculos con Estados Unidos, según un comunicado oficial emitido este martes.

"Los promotores y sus proyecciones públicas, así como los vínculos de algunos con organizaciones subversivas o agencias financiadas por el gobierno estadounidense tienen la intención manifiesta de promover un cambio de sistema político en Cuba", señala la carta de respuesta de las autoridades publicada en el portal de noticias oficial Cubadebate. 

El anuncio llega luego de que el grupo opositor cubano Archipiélago anunciara el viernes que adelantó la marcha cívica para el 15 de noviembre, día en que la isla reabre al turismo internacional y cinco jornadas antes de la programada previamente, para no coincidir con el "Día Nacional de la Defensa" decretado el jueves pasado por el gobierno.

"No queremos confrontación, no queremos enfrentamientos entre cubanos", dijo el dramaturgo Yunior García, líder de Archipielago y organizador de la manifestación.

En una conferencia de prensa por Telegram en la que García tuvo que reconectarse varias veces debido a que, según dijo, le fue cortado el internet en su teléfono, llamó a marchar con toda "la moral de ser patriotas (y) de no recibir ni un solo centavo, aunque nos llamen mercenarios". 

Lea aquí: Detienen a 32 migrantes cubanos ocultos en lancha remolcada en Florida

"Decidimos adelantar la marcha para el día 15" de noviembre y "la notificación" correspondiente "ya fue entregada en la Asamblea Nacional (Parlamento)", declaró Reiner Díaz, otro integrante de Archipiélago.

La semana pasada el Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias anunció en una nota informativa la decisión de realizar ejercicios militares el 18 y 19 de noviembre y, "considerando el mejoramiento de la situación epidemiológica", celebrar el "Día Nacional de la Defensa" el día 20, coincidiendo con la fecha previa de la marcha.

García fustigó la respuesta "militar" del gobierno a la convocatoria de la marcha cívica "contra la violencia" y en favor del "cambio". "Nosotros hicimos un llamado pacífico y ellos han dado una respuesta militar", subrayó.

Con dos meses de antelación, el 20 de septiembre, el grupo y otras organizaciones presentaron una solicitud al gobierno de La Habana para realizar una "marcha pacífica", de unas 5.000 personas, "contra la violencia".

García pidió a los manifestantes llevar ropa y banderas de color blanco, lo que "no es señal de derrota" sino "de paz", dijo. 

En siete provincias se han hecho solicitudes similares para marchar, pero en ningún caso han recibido respuesta, según los organizadores en su cuenta de Twitter.

Los convocantes invocan el artículo 56 de la nueva Constitución, aprobada en 2019, que reconoce el derecho a reunión, manifestación y asociación con fines lícitos y pacíficos.

El antecedente de la marcha está en las inéditas protestas del pasado 11 y 12 de julio en medio centenar de ciudades cubanas, que dejaron un muerto, decenas de heridos y centenares de detenidos.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.