Cargando contenido

El hombre de 25 años y su hija de casi dos años, murieron ahogados cuando intentaban llegar a EE.UU.

Migrantes muertos en el Río Bravo
Óscar Alberto Martínez, su hija Angie Valeria y su esposa, Tania Ávalos.
@GreaceCassou

Los cuerpos de Óscar Alberto Martínez y su pequeña hija Angie Valeria, quienes murieron ahogados en el Río Bravo, en la frontera entre México y Estados Unidos, llegaron este domingo a territorio salvadoreño.

Lea aquí: Más de 100 venezolanos han muerto huyendo de su país en el último año

Los restos de Óscar, de 25 años, y de la niña de casi dos años ingresaron pasadas las ocho de la mañana vía terrestre a la localidad de La Hachadura, en la línea limítrofe entre El Salvador y Guatemala, unos 110 km al suroeste de San Salvador, en el departamento de Ahuachapán.

El ministro salvadoreño de gobernación, Mario Durán, recibió los cadáveres que llegaron en un carro fúnebre hasta un sector con restricciones a la prensa donde se realizará el trámite legal.

Tanto el padre como su hija serán trasladados desde La Hachadura hasta al cementerio la Bermeja, en el sector sur de San Salvador, donde luego de una jornada de velación serán sepultados.

Martínez y la niña murieron ahogados hace una semana en el Río Bravo, cuando intentaban cruzar ilegalmente para llegar a suelo estadounidense.

La fotografía de este padre con su hija cuando yacían muertos boca abajo en la orilla del río conmocionó a la comunidad internacional.

La decisión de trasladar los cuerpos vía terrestre desde México se tomó en conjunto con la familia de las víctimas por ser más expedito y directo que por avión, debido a los trámites y cuidados que eso implica.

El viernes, Tania Ávalos, la viuda de 21 años de Óscar y madre de Angie, retornó a su país después de estar México. Ávalos desistió cruzar con su esposo e hija pero observó horrorizada cuando ambos fueron arrastrados por la corriente del río y se hundían en el tramo que está entre la ciudad mexicana de Matamoros y la estadounidense Brownsville. 

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, calificó esta semana a la migración como "una tragedia humana", justo cuando se enteró del caso de estos dos migrantes.

Le puede interesar: Matteo Salvini canta victoria con el arresto de capitana del "Sea Watch 3"

Insistió en ese momento en que el país debe generar oportunidades en educación y empleo para contener la ola de migrantes que salen de forma irregular rumbo a Estados Unidos.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido