Cargando contenido

Al cierre de la Cumbre, el expresidente Juan Manuel Santos condecoró al cantante español, Miguel Bosé.

Cumbre de premios Nobel de Paz 2019 en Mérida
AFP

La XVII Cumbre Mundial de los Premios Nobel de la Paz concluyó en la ciudad mexicana de Mérida con un llamado a vigilar la convivencia humana en un marco de respeto y asumir un compromiso que evite un mayor deterioro del planeta.

En el acto final, el gobernador del suroriental estado de Yucatán, Mauricio Vila Dosal, resaltó el éxito del encuentro, así como las experiencias que el evento dejó en esta tierra.

Vila Dosal dijo ante unas 3.000 personas que estuvieron en el Centro Internacional de Congresos que "todos podemos hacer la diferencia y aportar nuestro granito de arena por la paz mundial".

"Podemos hacerlo con pequeñas acciones individuales, empezando por la casa, amigos, el barrio y la ciudad, que se multipliquen todas ellas, mandando un mensaje poderoso, no solo a nuestros hermanos, sino al mundo", agregó.

A su vez, en nombre de los jóvenes del mundo, un colectivo de ese sector se pronunció, a través de diversos representantes, por defender todas las libertades, entre ellas la de expresión.

Lea aquí: Santos dice que no desfallecerá en buscar la paz, en cumbre de premios Nobel

Eso, dijeron, ayudará a garantizar la paz y los derechos de las minorías, pues los medios son la compuerta que impulsa el compromiso social, aunque hay que decir que es imposible avanzar con información falsa.

Asimismo, se pronunciaron por continuar los esfuerzos en favor del desarme nuclear y evitar la amenaza que ello representa.

De manera especial, los jóvenes de esta cumbre resaltaron el papel de la educación como la herramienta más potente para generar la paz.

Por su lado, al dirigirse a la concurrencia con la declaratoria final, denominada la "Declaración de Mérida", la Nobel de la Paz 2011, la liberiana Leymah Gbowee, se pronunció en favor de lograr un entendimiento renovado del concepto de la paz.

"Después de la devastación de dos guerras mundiales, una serie de guerras ideológicas, religiosas y civiles, la ausencia relativa de la guerra se ha confundido como si fuera un logro de paz", expuso.

Sostuvo que mientras las libertades básicas "sean flageladas y exista la flagrante corrupción, la violencia, la desigualdad, la discriminación, no puede existir esta paz verdadera y por lo tanto no podemos alcanzarla".

"Creemos que la verdadera paz no puede separarse del logro de la verdadera justicia, y estamos preocupados profundamente por las amenazas existentes al bien común", añadió.

La liberiana pidió también a cada ser humano "entender cómo estamos conectados, no solo unos con otros sino con toda la vida", y resaltó que "cualquier amenaza al bienestar de nosotros o del medioambiente nos afecta a todos".

"En este momento pedimos a cada persona dejar su huella de paz por el mundo que todos compartimos y hacemos un llamado a los ciudadanos a contribuir en la construcción de un mundo más justo, más pacífico y más sostenible", puntualizó.

En el acto participó el cantante puertorriqueño Ricky Martin, quien recibió un reconocimiento de la cumbre en forma de paloma, simbolizando la paz.

Martin, ofreció una presentación ante unas 25.000 personas en el Monumento a la Patria en el Paseo de Montejo, la avenida más importante y emblemática de Mérida.

Beso a Juan Manuel Santos

En la cumbre, el cantante español, Miguel Bosé, fue condecorado con la Medalla de la Cumbre por la Paz por Impacto Social, por su trabajo por encontrar vacuna del SIDA, por su lucha a favor del medio ambiente y de los indígenas.

El premio lo recibió de manos del expresidente Juan Manuel Santos, al que Bosé, cómicamente, le agradeció con un beso en la mejilla. 

Según lo registró el medio Vanguardia de México, el expresidente Santo dijo que “Miguel Bosé actualmente está trabajando en su carrera musical y en muchas causas filantrópicas, y tengo una razón personal para estar especialmente honrado y complacido de presentarlo el día de hoy. He tenido una larga amistad con él, nos conocemos desde hace mucho tiempo". 

Y continúo diciendo: "Pero Miguel tiene una gran virtud: es colombiano. Se le dio la ciudadanía colombiana unos meses antes de que yo asumiera la Presidencia de la República, y en ese evento donde se le dio la ciudadanía, tuvo el coraje de decirle a mi antecesor, que si él no quería hablar con las Farc, Miguel, a nombre de la ciudadanía, sí lo haría. Yo seguí su consejo unos meses después, comenzamos a hablar con las Farc y obtuvimos la paz”, señaló Santos. 

Le puede interesar: Cinco cosas que pasarán en la Cumbre del Clima, en Nueva York

Y el agradecimiento de Bosé a Santos no fue menor. “Gracias a Juan Manuel Santos, quien es familia", dijo el español.

"Gracias por este reconocimiento que va a viajar directamente a Ginebra, a la sede de mi fundación que se llama 'Paz sin Fronteras', esa fundación la creamos hace muchos años Juanes y yo, con el propósito único de alzar la voz, para que la PAZ, esa palabra tan pequeña y tan poderosa, tan odiada y tan amada al mismo tiempo, tuviese el espacio que merece. Y es una labor de todos los días, mi equipo y yo trabajamos todos los días por la PAZ, muchas horas dedicadas a ella."

Juan Manuel Santos condecora a Miguel Bosé en la cumbre de los Nobel de Paz
Juan Manuel Santos condecora a Miguel Bosé en la cumbre de los Nobel de Paz
AFP
Fuente

Sistema Integrado de Información y EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido