Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Cumbre social arranca en Bolivia con llamado para salvar al planeta

Cambio Climático . / Foto: AF


La cumbre mundial de los pueblos sobre el cambio climático, cuyos resultados serán debatidos en la COP21, en París, en diciembre próximo, arrancó este sábado en Tiquipaya, centro de Bolivia, con urgentes llamados en defensa del planeta y la vida.


El presidente boliviano, Evo Morales, que inauguró el evento al que asisten unos 2.000 delegados de países de cinco continentes, dijo que "desde acá debemos plantearnos cómo salvar la madre Tierra para salvar la vida".


Un concepto similar fue formulado por el ministro de Relaciones Exteriores de Francia, Laurent Fabius, al alertar en su discurso que "lo que está en juego es sencillamente la vida, la vuestra, la de sus hijos, la de las especies, la del planeta", según la traducción oficial.


"He venido aquí (..) para escuchar su mensaje y cuando en algunas semanas voy a presidir la COP21 lo que he escuchado y visto aquí lo tendré en mente y trataré de hacerle eco", agregó Fabius.


El secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, estimó más tarde que para abordar el cambio climático se necesita "un acuerdo robusto en París, que sea un compromiso para todos los países".


Para Ban, la COP21 de "París tiene que ser un punto de inflexión en nuestro esfuerzo colectivo por proteger a la madre Tierra".


También propugnó que "los países desarrollados tienen que ofrecer una vía política creíble para cumplir sus compromisos de contribuir con 100.000 millones de dólares hasta 2020 (para combatir elcambio climático), esto es crítico para lograr confianza, solidaridad y equidad".


El evento, que se extenderá hasta el lunes, contará en la clausura con la presencia de los presidentes de Ecuador, Rafael Correa, y de Venezuela, Nicolás Maduro, de acuerdo a los organizadores.


En la apertura, Morales le dio un énfasis político a la cita al responsabilizar al modelo capitalista del calentamiento global del planeta.


"El capitalismo es como el cáncer de la madre Tierra, pero pienso que todavía es un cáncer no maligno sino benigno (..) y tenemos la obligación de plantearnos políticas, programas y proyectos para erradicar ese cáncer benigno para salvar a la madre Tierra, la vida y la humanidad", planteó.


La cumbre social debatirá diversas temáticas en doce mesas, entre la que destaca la idea de crear "un tribunal de justicia sobre cambio climático para que los países que no cumplan (las metas mundiales) sean juzgados", según adelantó Morales.


"El mundo requiere de un organismo internacional que nos haga responsables con la vida y con los compromisos que los países debemos asumir para su protección integral", explicó previamente el canciller boliviano David Choquehuanca.


La propuesta había sido plantada en la primera cumbre de 2010, realizada también en Tiquipaya, pero tropezó con la oposición de las naciones desarrolladas.


Fabius opinó en una conferencia de prensa posterior a la inauguración del evento que "el día de la creación de ese tribunal lo considero muy interesante, pero seguramente será complicado avanzar, lograrlo. Muchos países seguramente (lo) resistirán".


"No es posible poner en la cárcel a los gobiernos", agregó.


El encuentro servirá para diseñar una propuesta de los movimientos sociales a la cumbre de jefes de Estado que se realizará en París en diciembre próximo.


Según Fabius, en París "necesitamos un acuerdo universal (...), un acuerdo que incluya a gobiernos y pueblos, pero es necesario que los pueblos también se comprometan y muestren cuál es la dirección que deben seguir los gobiernos".



Por: AFP