Cargando contenido

A pesar de los anuncios de la Cancillería, los colombianos denuncian que no han recibido ayuda.

Colombianos duermen en la calle en París tras ser desalojados de fábrica ocupada.
Colombianos duermen en la calle en París tras ser desalojados de fábrica ocupada.
Cortesía: Facebook @elmandeloschorizos

Cerca de 150 migrantes, en su mayoría latinoamericanos y entre quienes hay niños, mujeres embarazadas y algunos con discapacidades físicas o mentales, fueron expulsadas por la fuerza pública francesa de una fábrica abandonada que ocupaban desde comienzos del año en la ciudad de Saint-Ouen, a las afueras de París.

En el grupo hay aproximadamente 40 colombianos que denuncian que no han recibido ayuda del Consulado colombiano.

Marco de Ávila, uno de los colombianos migrantes que fueron desalojados y hoy viven en la calle, denunció en RCN Radio que a pesar de los anuncios de la Cancillería no han recibido atención por parte de  las autoridades colombianas.

Lea También: Cancillería ordena proteger a 40 colombianos que duermen en las calles de París

El canciller Carlos Holmes Trujillo señaló que el Gobierno nacional se encuentra atendiendo ya a los migrantes colombianos través de varias medidas como el acceso a la domicialización administrativa y oficial en ese país, acceso a escolaridad para menores de edad, acceso a la seguridad social y sistema de pensiones, entre otros.

Sin embargo, Marco de Ávila advirtió que no han recibido ayuda por parte del Consulado. “Aquí la cosa está igual o peor, la situación en lugar de mejorar empeora, no es verdad que la solución está dada”, dijo.

El Ministerio de Relaciones Exteriores también señaló que la Dirección de Asuntos Migratorios y Consulares impartió instrucciones para ponerse al frente de la situación y atender las necesidades de varios menores quienes, al parecer, permanecen en la intemperie.

Le puede interesar: Unos 40 colombianos duermen en la calle en París tras ser desalojados de fábrica ocupada

Marco de Ávila denunció que no es verdad ya que “anoche durmieron los mismos niños que han venido durmiendo y esta noche es posible que lleguen muchos más, aquí no han venido funcionarios colombianos”.

La fábrica que había sido invadida es propiedad de la ciudad de Saint-Ouen y fue desalojada -de acuerdo con la alcaldía local- debido a la construcción de una escuela en esa edificación.

A la fecha solo algunas pocas de estas familias fueron ubicadas por un plazo máximo de cinco días, en centros de acogida para personas en dificultad. Plazo que venció este lunes. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido