Decenas de miles de personas protestan hoy en toda Turquía por segundo día consecutivo, con huelgas, manifestaciones y la suspensión de clases en colegios y universidades, contra el doble atentado suicida del sábado en Ankara que causó una masacre en una multitudinaria manifestación por la paz. Los mismos organizadores de ese evento pacífico y democrático convocaron una huelga de dos días, el lunes y el martes. Hoy numerosos funcionarios públicos dejaban de trabajar, estudiantes universitarios boicoteaban las clases y la gente se reunía para protestar contra el ataque que mató a más de cien personas. Otras acciones de protesta tienen lugar incluso en sectores de la población que no se adherían al paro laboral. "Mi sindicato no ha convocado huelga, por lo que no puedo hacerla, así que he ido al trabajo. Pero he explicado a mis alumnos que no vamos a dar clase, y nos hemos quedado en silencio", indicó una profesora de un colegio público. La participación más alta en la huelga ha sido hasta ahora la de un sindicato del sector de transporte que perdió catorce miembros en el atentado. Más de veinte mil personas se congregaron ayer en la plaza Basmane de la ciudad de Esmirna, en el oeste del país, y gritaron consignas que responsabilizaban del ataque al Gobierno y al presidente del país, Recep Tayyip Erdogan. En Estambul, la policía ha obstaculizado hoy el acceso a los barcos de transporte público para impedir a algunos grupos acudir a una marcha de protesta convocada por los sindicatos y la oficina del gobernador de la ciudad ha anunciado que no se permitirán esas acciones por razones de seguridad. "Uno no quiere decir nada tras tal masacre, pero la participación en la huelga y las protestas está siendo mucho más alta de lo esperado", dijo  Mehmet Soganci, presidente del Colegio de Ingenieros y Arquitectos, una de las entidades organizadoras de la marcha pacífica del pasado día 10. "Cada funeral se convierte en una gran protesta. Pero si recuerdo que se perdieron más de cien vidas, siento como si todo esto careciera de sentido", comentó. Por EFE