Cargando contenido

Roger Stone enfrenta una pena máxima de 50 años de prisión por los siete cargos que se le imputaban.

Roger Stone, exasesor de Trump
AFP

Un jurado federal en Washington declaró este viernes culpable a Roger Stone, que fue uno de los asesores más cercanos del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de todos los cargos que enfrentaba, como obstruir y mentir al Congreso de Estados Unidos en la investigación en un caso relacionado con la supuesta interferencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016.

Lea aquí: Juicio político a Trump: inicia segunda audiencia pública para su apertura

Stone, de 67 años, según la justicia, obstruyó la investigación con el fin de proteger al mandatario, lo cierto, es que ahora está en riesgo de pagar una pena máxima de 50 años de prisión por los siete cargos que se le imputan, aunque se espera que la sentencia sea mucho más leve por tratarse de su primer delito.

El presidente Trump no tardó en reaccionar y criticó el "doble rasero" de la Justicia estadounidense, al comparar los delitos cometidos por Stone con el comportamiento de la excandidata presidencial Hillary Clinton y el exdirector del FBI James Comey, entre otros.

"Bueno, ¿Qué pasa con la deshonesta Hillary, Comey, Strzok, Page, McCabe, Brennan, Clapper, Schiff, Ohr y Nellie, Steele y todos los demás, incluido el propio Mueller? ¿No mintieron?", añadió.

"¿Un doble rasero como nunca antes se había visto en la historia de nuestro país?", se preguntó el presidente.

Stone, que trabajó hasta agosto de 2015 en la campaña electoral de Trump y después mantuvo contacto regular con él, fue detenido por el FBI el pasado 25 de enero en Fort Lauderdale, Florida.

El estratega enfrentaba cinco delitos de declaración falsa, más uno de obstrucción de procedimiento oficial y otro de manipulación de testigos, todos vinculados a la investigación sobre la trama rusa, y el jurado le declaró culpable de todos durante su segundo día de deliberaciones en Washington.

Según la fiscalía, Stone actuó como enlace entre la campaña de Trump en 2016 y la plataforma WikiLeaks, que difundió correos electrónicos robados al Comité Nacional Demócrata que eran "perjudiciales" para la campaña de la candidata presidencial de ese partido, Hillary Clinton.

El equipo del fiscal que dirigió la investigación de la trama rusa, Robert Mueller, aseguró este año que tenían pruebas de que Stone se había comunicado con la plataforma WikiLeaks durante su ataque al servidor de los demócratas en 2016.

Mueller aseguró que su equipo "obtuvo y ejecutó docenas de órdenes de allanamiento en varias cuentas utilizadas para facilitar la transferencia de documentos robados, para su liberación".

"Varias de esas órdenes se ejecutaron en cuentas que contenían las comunicaciones de Stone con Guccifer 2.0 y con la Organización 1", que es WikiLeaks, de acuerdo al documento judicial.

Le puede interesar: UE denunció a Colombia ante la OMC por aranceles a las papas fritas

En el mediático juicio a Stone, que comenzó el pasado 5 de noviembre, testificó la semana pasada Steve Bannon, el populista exasesor de Trump, que reconoció que la campaña electoral del ahora mandatario veía al acusado como un posible enlace con WikiLeaks. 

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido