Cargando contenido

Foto: Twitter



Un juez peruano dejó en libertad condicional al camionero que dañó las milenarias Líneas de Nasca al pasar con su tráiler por encima de los prehispánicos geoglifos (dibujos en la tierra), informó hoy el Poder Judicial.

El magistrado Orlando Carbajal, titular del Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria de Nasca, rechazó la solicitud de nueve meses de prisión preventiva solicitados por la Fiscalía al considerar que no había especificado la conducta ilícita ni el peligro procesal que justifique el encarcelamiento preliminar.

El juez dispuso que el investigado, Jainer Flores, imputado por un delito de atentado contra el patrimonio cultural y paleontológico, siga en libertad mientras se presente cada quince días en el juzgado, pida autorización en caso de cambiar de domicilio y pague una fianza de 5.000 soles (unos 1.550 dólares).

El incidente ocurrió el sábado 27 de enero a la altura del kilómetro 424 de la carretera Panamericana Sur cuando el camión abandonó la vía asfaltada para aparentemente evitar pagar un peaje, a pesar de las indicaciones que advierten de que a ambos costados del camino existe un área arqueológica intangible.

El vehículo dejó las huellas de sus ruedas en área de 5.000 metros cuadrados por la pampa donde perduran desde hace más de 1.500 años las líneas y figuras de animales labradas en la tierra por los Nasca, una de las grandes civilizaciones del Antiguo Perú.

Las Líneas de Nasca se encuentran en la costa sur de Perú y muestran geoglifos de animales, seres zoomorfos, plantas y figuras geométricas que solo pueden verse completas desde el aire debido a sus grandes dimensiones.

Fueron descubiertas en 1927 y son el legado más importante de la cultura Nasca, que se desarrolló entre el año 100 antes de Cristo y el 600 de nuestra era.

Por EFE