Cargando contenido

Los científicos aseguran que son "planetas rebeldes" que no siguen ninguna órbita.

Espacio Exterior
Espacio Exterior
Pxhere

Esta semana se conoció un nuevo descubrimiento en el mundo de la astronomía. Los científicos confirmaron la existencia de dos planetas rebeldes hallados dentro de la Vía Láctea.

Los dos planetas que, a diferencia de los que están en el sistema solar, no orbitan alrededor de ninguna estrella, sino que circulan libremente en el espacio sin seguir una trayectoria específica.

Lea también: NASA descubre un espectacular iceberg rectangular en la Antártida

El descubrimiento fue hecho por Przemek Mróz, estudiante de doctorado en el Observatorio Astronómico de la Universidad de Varsovia. 

La investigación fue publicada en la revitsa especializada Arxiv, que reveló la existencia de estos llamados planetas rebeldes, errantes, vagabundos o huérfanos.

Son cuerpos muy raros y difíciles de encontrar, ya que no cuentan con una estrella madre, por lo que no generan una sombra al pasar frente a ella que pueda ser captada por los telescopios.

Lea también: Estos son los precios en Colombia del iPhone XR

Para encontrarlos fue necesario hacer uso del llamado fenómeno microlente gravitacional, que consiste en detectar al planeta cuando pasa en un espacio entre la Tierra y una estrella lejana, deformando o ampliando la luz de la estrella.

El primero de los planetas ya fue confirmado por otros observatorios que lograron identificarlo. Tendría entre una y veinte veces el tamaño de Jupiter. Sin embargo, los investigadores destacan que al no conocerse su distancia respecto a la Tierra es difícil decir su tamaño exacto.

Lea también en deportes: Dávinson Sánchez se lesionó con el Tottenham

Por su parte, el segundo planeta fue encontrado luego de revisar los resultados anteriores del mismo programa de investigación.

De esta manera se pudo determinar que ya había sido detectado en el año 2012. Tendía un tamaño superior al de la Tierra e inferior al de Neptuno, lo que lo convierte en uno de los planetas rebeldes más pequeños que se hayan identificado.

Todavía no se sabe el origen de estos cuerpos. Sin embargo, una de las principales hipótesis de los astrónomos  es que habrían sido expulsados de su sistema solar por el choque con otro cuerpo. Otros dicen que se podría tratar de una estrella fallida. Se cree que la Vía Láctea puede tener millones de estos.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido