Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Mabel Huertas
Mabel Huertas
Instagram Mabel Huertas

Del elogio sincero al acoso parece existir una línea muy delgada que pone en discusión, justamente, el caso de un repartidor que, supuestamente sobrepasado por la belleza de una periodista, decidió lanzarle un piropo. El tema fue que el mensaje fue interpretado por la mujer como un acto de acoso y el sujeto terminó sin empleo.

Todo empezó cuando la periodista Mabel Huertas, del Perú, que había hecho un pedido a una tienda online, recibió el mensaje de un repartidor de Promar. En medio de la conversación el hombre le escribió: "señorita déjeme decirle que tiene unos ojos muy hermosos y disculpe el abuso".

Inmediatamente, Huertas le tomó un pantallazo al mensaje y decidió publicarlo a través de su cuenta de Twitter: "Me sorprende la cantidad de mujeres que piensan que sólo es una falta de respeto. Qué normalizado tienen en sus vidas este tipo de actos", escribió.

Y agregó: “No  me sorprende la falta de empatía de los machirulos que se cogen del código penal para intentar esculcarme. Una persona sabe mi número de teléfono, dónde vivo, utiliza datos que confío para una transacción, violenta mi intimidad, debo bloquear y contestar con temor llamadas”.

Ante el escándalo, la empresa Promar le confirmó a Huertas que habían despedido al repartidor por el abuso y porque tenían una política de cero tolerancia con esta conducta. Lo anterior fue calificado por la periodista como un gesto de empatía y compresión.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.