El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, ordenó el traslado de 600 efectivos de seguridad a la provincia de Esmeraldas, fronteriza con Colombia, donde ocurrió un atentado con un "carro bomba", que dejó 28 heridos leves, informó la Secretaría Nacional de Comunicación (Secom).

El gobernante decretó el estado de excepción, por sesenta días, en los cantones de San Lorenzo y Eloy Alfaro para reforzar la seguridad de sus habitantes.

En un comunicado, la Secom, que no precisa a qué institución pertenecen los 600 efectivos que serán enviados a Esmeraldas, resalta que el Gobierno condenó enérgicamente la explosión del "coche bomba", registrada la madrugada del sábado frente a una instalación policial, en el cantón de San Lorenzo.

Consideró "este ataque terrorista, instrumentado por bandas de narcotraficantes y crimen organizado, no compromete su política de lucha contra este flagelo trasnacional" en sus diferentes facetas, como el narcotráfico y el lavado de activos.

Recordó que el estado de excepción en los cantones de San Lorenzo y Eloy Alfaro instaura zonas de seguridad y suspende los derechos a la inviolabilidad de domicilio, tránsito, asociación y reunión.

"Hechos como estos se suscitan por el fuerte y exitoso trabajo que se viene haciendo en la zona en el combate directo a la delincuencia organizada", indicó el ministro del Interior, César Navas.

"Ecuador es un país de paz y sus autoridades nos comprometemos a mantener al Ecuador como un país de paz", señaló Navas, que recordó que en los últimos días se incautaron más de siete toneladas y media de precursores químicos (utilizados en la elaboración de drogas) casi una tonelada de droga y que hay siete personas detenidas vinculadas al narcotráfico.

Navas puntualizó que los distintos estamentos estatales trabajan en colaboración con sus similares de Colombia, con el fin de determinar los causantes de este "acto de terror".

Recordó que el vecino país se encuentra en un proceso de pacificación interna en el que subsisten grupos "residuales" que han optado por no seguir ese camino y "están formando bandas criminales que están dedicadas al narcotráfico".

Destacó que la presencia del Estado ecuatoriano en la zona limítrofe, ahora afectada, "habría generado represalias o intentos de amedrentamiento por parte de estas agrupaciones", relató la Secom.


Por EFE