Foto AFP


Una orca que vive en un zoológico marino del sur de Francia logró imitar varias palabras en inglés y aprendió a decir "Hello" y también a repetir el nombre de su cuidadora, un descubrimiento que revela la capacidad de aprendizaje social de estos cetáceos.



"Esperábamos imitaciones que fueran reconocibles, que Wikie copiara la tonalidad, la melodía o incluso el ritmo de las sílabas. Pero no nos esperábamos una imitación tan buena", explicó Jose Abramson, experto de la Universidad Complutense de Madrid, que es el coautor del estudio publicado hoy en la revista Proceedings of the Royal Society B.


"La anatomía vocal de las orcas, es totalmente diferente de la de los humanos. Esto implica que el hecho de que puedan copiar el vocabulario humano, tan diferente de su repertorio, muestra la amplitud de su capacidad de imitar."


Como parte del ejercicio, a la ballena se le pidió que repitiera sonidos que nunca antes había oído, incluyendo los de otras orcas que se expresan en idiomas diferentes al suyo.


Después, se le pidió que repitiera palabras emitidas por los humanos.


La ballena Wikie ahora puede repetir varias palabras desde "hello"(hola), "bye bye" (adiós), "one two three" (un, dos, tres) y también "Amy", el nombre de unas de sus cuidadores.


El investigador explicó que la capacidad de la orca para hacer mímicas no implica que el animal entienda lo que está diciendo.


Sin embargo, de todas formas constituyen una prueba de la inteligencia de estos animales, ya que la capacidad de imitar permite aprender lecciones de lo que hacen sus pares.