Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Imagen referencia homicidio
Imagen referencia homicidio
Freepik

Un ciudadano paquistaní fue arrestado en España por su posible vinculación con el asesinato, en un pueblo de Madrid, de dos hermanas y un hermano de unos 70 años que, supuestamente, contrajeron amplias deudas tras caer en una estafa amorosa, informó este lunes la Guardia Civil.

El sospechoso, de 43 años, "se presentó de forma voluntaria" en un cuartel cercano el domingo por la noche, "reconociendo su participación en los hechos relacionados con el triple homicidio ocurrido en el interior de una vivienda de Morata de Tajuña", indicó la Guardia Civil en un comunicado.

"Buenas, soy el asesino de los tres hermanos de Morata", dijo el paquistaní Dilawar Hussain Fazal Chouhdary de 43 años.

De interés: "Solo quedamos un hombre y una mujer": Candidata Nikki Haley, tras retiro de DeSantis

Los cuerpos de las dos hermanas y el hermano -que presentaba discapacidad-, fueron hallados el jueves en su domicilio en esta localidad a unos 36 km de Madrid en dirección suroeste. 

Los vecinos alertaron a las autoridades de que hacía tiempo que no veían a los hermanos, y las fuerzas de seguridad acabaron entrando en la casa con orden judicial.

Según explicaron entonces a la AFP fuentes de la Guardia Civil, al entrar hallaron los tres cadáveres con signos de violencia, parcialmente quemados y apilados. 

La hipótesis principal tras su muerte fue que se trató de un ajuste de cuentas por deudas contraídas, añadieron estas fuentes.

La identidad del detenido este lunes, que responde a las iniciales D.H.F.C, "coincide con la del principal sospechoso" que manejaban desde entonces los agentes, "puesto que existen antecedentes de lesiones a una de las víctimas el pasado año", indicaron los agentes en su comunicado.

Según varios vecinos relataron a medios españoles, las dos hermanas habrían entablado presuntamente una relación amorosa a distancia por internet con dos supuestos militares estadounidenses.

Los estafadores supuestamente les hicieron creer que uno de los dos había muerto, y que el superviviente necesitaba dinero para hacerles llegar una herencia millonaria, fondos que las hermanas fueron enviando hasta endeudarse irremediablemente.

Las hermanas explicaban que "les iban a dar una herencia de siete millones de euros" (7,6 millones de dólares), narró un vecino a TVE, explicando que las fallecidas ignoraban las advertencias de los vecinos de que se trataba de una estafa. 

Para conseguir dinero, pidieron préstamos a sus vecinos y alquilaron durante meses una habitación al sospechoso ahora detenido, según contó el alcalde del municipio, Francisco Villalaín, a medios locales. 

En ese periodo, el hombre paquistaní les habría dejado supuestamente al menos 50.000 euros (unos 54.400 dólares) que no le devolvieron, por lo que el sospechoso atacó violentamente a una de las hermanas y acabó pasando unos meses en prisión.

También lea: Crisis en Ecuador: países andinos aprueban plan para enfrentar el crimen organizado

Según un comunicado del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, el hombre fue detenido en febrero de 2023 "por un delito de lesiones con instrumento peligroso, que tuvo como víctima a una de las dos mujeres fallecidas".

Permaneció en prisión provisional sin fianza hasta que su caso llegó a los tribunales en septiembre y fue condenado a dos años de cárcel, a pagar una multa de 2.900 euros (3.150 dólares) y a no acercarse a menos de 500 metros de la víctima durante dos años y seis meses.

Sin embargo, según la legislación española, se suspende automáticamente la ejecución de la pena de hasta dos años de prisión impuesta por un primer delito, por lo que fue puesto en libertad tras aceptar el pago de la indemnización, según el comunicado.

Fuentes de la Guardia Civil dijeron entonces que no podían corroborar la tesis de la estafa amorosa.

Fuente

Sistema Integrado de Información y AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.