Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

dezabala

Decenas de personas murieron en dos atentados en una ciudad del noreste de Nigeria, un día después de la visita del presidente nigeriano a la Casa Blanca donde agradeció a Estados Unidos por su apoyo en la lucha contra el grupo yihadista, Boko Haram.

Más de 60 personas fueron enterradas en el cementerio de la ciudad tras el ataque, en el que también había niños.

"Participé en el entierro de 68 personas, y seguían llegando más cuerpos traídos por las familias", indicó un habitante de la ciudad, Abdullahi Labaran.

Más temprano fuentes hospitalarias habían dado un primer balance de 37 muertos. Sin embargo, el portavoz de la policía local, Othman Abubakar, confirmó la muerte de 24 personas.

Todo inició cuando una un kamikaze se hizo estallar en una mezquita de la ciudad, y luego otro hizo lo mismo en un mercado cercano.

"Es caótico", dijo  un socorrista voluntario, Habu Saleh. "Hemos transportado a decenas de muertos y heridos hacia el hospital y la operación de socorro sigue en curso".

Otro socorrista, Sani Kakale, quien también estaba en el lugar, habló de 42 víctimas y 68 heridos. 

"Cuando estaba allí se habían contado 42 cuerpos. Lo vi con mis propios ojos", insistió.

La ciudad de Mubi es con frecuencia el objetivo de los ataques del grupo yihadista nigeriano Boko Haram, que actúa principalmente en el noreste.

En noviembre pasado al menos 50 personas murieron en un atentado similar. En junio de 2014, unos 40 hinchas de fútbol murieron y en octubre de 2012, 40 personas también fallecieron en un ataque contra estudiantes, imputado al grupo Boko Haram. 

El conflicto en esta zona alrededor del lago Chad ha dejado más de 20.000 muertos y 2,6 millones de desplazados en Nigeria desde 2009. 

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.