Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Huracanes
AFP

El huracán Dorian, que avanza lentamente hacia Georgia y las Carolinas tras haber devastado Bahamas, no es el único motivo de preocupación en la cuenca del Atlántico, donde este mismo martes puede formarse una tormenta tropical que afectaría a México y el sur de Texas y además hay otros sistemas en el horizonte.

Lea aquí: Tormenta Juliette se convierte en huracán y provoca lluvias en México

El "Potencial ciclón tropical 7", como lo denomina el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, se localiza en el Golfo de México, a unos 320 km al este del puerto mexicano La Pesca y unos 360 km al este noreste de Tampico, también en México.

El sistema se mueve en dirección oeste a 11 km/h con vientos máximos sostenidos de 55 km/h, de acuerdo con el primer boletín que le dedica el NHC.

Se espera que esas condiciones se mantengan a lo largo del día de hoy, con algún fortalecimiento de los vientos, y que el "disturbio" meteorológico se convierta en una tormenta tropical por la noche.

El sistema puede estar "cerca o sobre la costa del noreste de México" el miércoles tarde. La probabilidad de formación de un ciclón dentro de 48 horas es del 100% y el mismo porcentaje rige en el pronóstico para cinco días.

Según el NHC, las condiciones de tormenta tropical alcanzarán la costa mexicana entre La Pesca y Barra El Mezquital para el miércoles. Se esperan lluvias de 15 a 30 centímetros, con acumulaciones más altas, en la Sierra Madre Oriental de Tamaulipas y Nuevo León, y de 5 a 10 centímetros en el sur de Texas y la costa inferior de ese estado de Estados Unidos, con riesgo de inundaciones repentinas peligrosas.

Además el NHC está monitoreando una zona de baja presión en el Atlántico localizada a unos pocos kilómetros al oeste de las islas de Cabo Verde que puede convertirse en una depresión tropical hoy mismo, mientras se mueve en dirección noroeste.

Por si fuera poco, hay un 40 % de probabilidades de que un sistema de baja presión que está produciendo lluvias y tormentas eléctricas desorganizadas a varias millas al sur de Bermudas llegue a ser una depresión tropical este jueves.

Además en un par de días, según el NHC, surgirá una onda tropical entre el continente africano y Cabo Verde y hacia el fin de semana podría también tomar cuerpo de depresión tropical.

Ayuda para Gran Bahama e Islas Ábaco

La Federación Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) dijo hoy que la hipótesis con la que encara la situación humanitaria en Bahamas, tras la devastación causa por el poderoso huracán Dorian, es que "cada persona" en las islas Gran Bahama y Ábaco necesitará recibir algún tipo de ayuda.

Por el momento la organización ha planeado centrar su ayuda inicial en 20.000 personas, con una atención especial en las islas Ábaco "porque entendemos que allí se concentra la población más vulnerable que necesitará una asistencia significativa para recuperarse de este desastre", adelantó el portavoz de la organización en Ginebra, Matthew Cochrane.

A esto se le suma que unas 62.000 personas en Gran Bahama y Ábaco requerirán agua potable, en vista de que las graves inundaciones han contaminado los sistemas de distribución de agua con agua salada.

El segundo elemento más urgente en esta primera etapa de la catástrofe es el cobijo, ya que al menos 13.000 casas han sido destruido o gravemente dañadas, lo que representa el 45 % de todas las viviendas en las dos islas, agregó.

Por su parte, el Programa Mundial de Alimentos, el mayor brazo humanitario de la ONU, ha enviado a cuatro especialistas en las áreas de seguridad alimentaria, telecomunicaciones de emergencia y logística para ayudar al Gobierno a realizar una evaluación rápida de la situación, que estará lista en tres días.

Con prudencia y a la espera de que los datos definitivos lo confirmen, el portavoz del organismo, Herve Verhoosel, dijo que se estima que 14.000 personas en las Islas Ábaco y 47.000 en Gran Bahama necesitarán ayuda alimentaria a corto plazo.

Huracán Juliette

El huracán Juliette alcanzó en las últimas horas la categoría 3 y pese a estar muy lejos de las costas mexicanas favorece lluvias en el oeste de México, informó este martes el Servicio Meteorológico Nacional. 

"Sus bandas nubosas refuerzan el potencial de lluvias en el occidente de México y en Baja California Sur", apuntó el Meteorológico en su boletín más reciente. 

Le puede interesar - Huracán Dorian deja cinco muertos: Primer ministro de Bahamas

El ciclón se sitúa a 710 kilómetros al suroeste de Cabo San Lucas, en el noroccidental estado de Baja California Sur. A raíz de ello, el SMN instó a "extremar precauciones a la población en general en las zonas de los estados mencionados por lluvias, viento y oleaje (incluyendo la navegación marítima) y atender las recomendaciones emitidas por las autoridades del Sistema Nacional de Protección Civil, en cada entidad".

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.