Cargando contenido

El alcalde Quito, Jorge Yunda Machado, llama a la calma y pide diálogo para retornar a la tranquilidad.

Manifestaciones en Quito
AFP

Grupos de manifestantes en Quito chocaron con la policía en el marco de las protestas que encabezan este miércoles los indígenas contra los ajustes económicos del gobierno de Lenín Moreno, que precipitaron el alza de los combustibles. 

Lea aquí: Máxima tensión en Ecuador ante protesta indígena contra Moreno

Miles de indígenas que avanzan en dirección al centro de la ciudad donde está la sede presidencial, el palacio de Carondelet, mientras más adelante grupos de trabajadores y estudiantes -sin confirmarse si hay infiltrados- se han enfrentado con piedras con la policía, que respondió con gases lacrimógenos. 

El alcalde de Quito, Jorge Yunda Machado, le dijo a RCN Radio que está preocupado por la situación porque "no se avizora una pronta solución. El gobierno ha dicho que no dará vuelta atrás".

Además de llamar a la calma y aclarar que el municipio no toma partido por ninguna de las partes en conflicto, el alcalde confirmó que mantiene reuniones para mitigar el impacto económico de las medidas del gobierno, pues "las pérdidas serían de más de 100 millones de dólares al día". 

De esta forma, buscan por ejemplo "sumar 20 dolares al sueldo básico, pero debemos dar una compensación, porque al subirse los combustibles se ha subido el transporte" y otros rubros que afectan a los ciudadanos. 

Yunda Machado también habló del plan de contingencia ante la llegada de miles de indígenas a la capital ecuatoriana. 

"Hemos puesto puntos de agua, baterías sanitarias y despachos públicos a disposición. Es que las madres indígenas vienen con sus niños cargados y también adultos mayores" y buscamos que "no estén dentro del conflicto, para que no haya desgracias que lamentar". 

Crisis en Ecuador: siete mil indígenas protestan

Los manifestantes salieron desde la Casa de la Cultura Ecuatoriana, situada en el llamado Parque El Arbolito, donde se reunieron tras llegar hace dos días desde el interior del país en caminatas, autobuses y camiones.

Por su lado, representantes de los sindicatos y otros movimientos sociales, que también tienen previsto marchar hoy en Quito, cortaron a primeras horas de la mañana un tramo de la Avenida 10 de agosto, una de las vías que lleva al casco histórico de Quito y escenario la semana pasada de violentas manifestaciones.

Al grito de "el pueblo unido, jamás será vencido", los manifestantes marchan portando palos, banderas tricolor de Ecuador y también la multicolor de los pueblos ancestrales.

En la manifestación se leen carteles de rechazo a la corrupción, a Moreno, al FMI, a Estados Unidos, y otras en la que aseguran que "violento no es el pueblo que lucha sino el Estado que reprime".

Ecuador está bajo estado de excepción desde el pasado jueves cuando se dio la primera de dos jornadas de paralización absoluta de transporte público, en medio de la cual ocurrieron desmanes y saqueos.

Le puede interesar: Indígenas en Sínodo piden parar violencia y abrir diálogo en Ecuador

En el centro histórico, hasta donde se dirigen también los manifestantes de los sindicatos, estudiantes universitarios y otros movimientos sociales, la Policía decomisó maletas con gasolina que se presumen podrían servir para hacer cocteles molotov.

Audio

(Audio) Alcalde de Quito Jorge Yunda Machado sobre protestas en Ecuador

0:27 5:25
Fuente

Sistema integrado de Información con EFE y AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido