La ayuda estadounidense se suma a los 2,4 millones de dólares que la Unión Europea (UE) anunció la semana pasada.

Frontera de Colombia con Venezuela
Frontera de Colombia con Venezuela
RCN Radio

Estados Unidos anunció hoy la aprobación de una nueva partida de 2,5 millones de dólares de ayuda humanitaria para apoyar a los venezolanos que huyen a Colombia.

"En asociación con Colombia, este compromiso inicial e inmediato de 2,5 millones de dólares proporcionará asistencia alimentaria y de emergencia sanitaria para los venezolanos vulnerables y las comunidades colombianas que los reciben", informó hoy en un comunicado Mark Green, director de la Agencia para la Cooperación estadounidense (Usaid, por su sigla en inglés).

"La afluencia de cientos de miles de venezolanos ha puesto a prueba los servicios médicos y sociales de las comunidades fronterizas colombianas y de otros (países) en todo el Hemisferio Occidental", agregó el director.

Green advirtió que la crisis en Venezuela se está "extendiendo" a la región, fundamentalmente provocada por "el hambre" que sufren los venezolanos a raíz de "la continua mala administración política y corrupción por parte del régimen de (Nicolás) Maduro".

"Desafortunadamente, aun cuando la gente está sufriendo cada día por el hambre, la falta de artículos de primera necesidad y las enfermedades prevenibles, el régimen de Maduro sigue negando las libertades fundamentales y el acceso a las necesidades humanitarias básicas para el pueblo de Venezuela", insistió Green, que calificó la crisis humanitaria de "evitable".

A raíz del anuncio de la ayuda humanitaria, la embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas (ONU), Nikki Haley, subrayó que la decisión del Gobierno estadounidense responde al reciente llamado de la ONU para proporcionar "ayuda inmediata" a los damnificados por la crisis venezolana.

"Esta financiación se suma a los 36,5 millones de dólares que Estados Unidos ya ha provisto para apoyar las operaciones humanitarias regionales de la agencia de refugiados de la ONU y otras organizaciones internacionales, incluido el apoyo a venezolanos vulnerables", agregó la embajadora.

"Los trágicos eventos en Venezuela ahora amenazan la inestabilidad en toda la región. La negativa del régimen a permitir que la comunidad internacional entregue directamente la ayuda humanitaria dentro de sus fronteras solo está alimentando el éxodo masivo", insistió la diplomática.

Haley reiteró que Estados Unidos sigue "comprometido" en trabajar con Colombia para ayudar a los desplazados e hizo un llamamiento a otras naciones para que se unan a para apoyar el llamamiento humanitario de la ONU.

"Si bien esta ayuda ayudará a aliviar algunas necesidades humanitarias inmediatas, las elecciones libres y justas y la gobernanza transparente y responsable son necesarias para restaurar la democracia, los derechos humanos y la prosperidad a Venezuela", concluyó Haley.

La ayuda estadounidense se suma a los 2,4 millones de dólares que la Unión Europea (UE) anunció la semana pasada para asistir a los cerca de 550.000 venezolanos que se calcula están instalados ya en Colombia debido a la profunda crisis económica que vive su país.

Aproximadamente 35.000 venezolanos cruzan cada día la frontera con Colombia, algunos en busca de medicinas y alimentos, otros en busca de un futuro mejor para establecerse de forma permanente.

Venezuela ha perdido más del 40 % de su Producto Interior Bruto (PIB) en los últimos cuatro años y registra una inflación disparada que se espere alcance el 13.000 % este año, según datos del Fondo Monetario Internacional (FMI). 

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido