Cargando contenido

Irán ya declaró a EE.UU. "país que patrocina al terrorismo" y a las fuerzas estadounidenses en la región como "grupos terroristas".

Mike Pomeo, secretario de Estado de EEUU
Mike Pomeo, secretario de Estado de EE.UU.
AFP

Estados Unidos incluyó oficialmente al cuerpo militar de élite de Irán, los Guardianes de la Revolución Islámica, en su lista de organizaciones "terroristas" extranjeras, según lo anunció el presidente Donald Trump.

Es la primera vez que una organización "que hace parte de un gobierno extranjero" es designada de esta manera, precisó el mandatario, afirmando que esta medida permitirá aumentar la "presión" contra Teherán, enemigo jurado de Washington.

Lea también: Irán le pide a Irak que reclame la salida de las tropas de EE.UU.

Trump dijo en una declaración que esta designación "reconoce la realidad de que Irán no solo es un patrocinador estatal del terrorismo, sino que el IRGC (siglas en inglés de los Guardianes) participa activamente, financia y promueve el terrorismo como una herramienta de la política". 

El grupo Guardianes de la Revolución Islámica se formó en Irán después de la revolución de 1979 con la misión de defender el régimen clerical, en contraste con las unidades militares más tradicionales que protegen las fronteras, y acumuló un fuerte poder, incluso con importantes intereses económicos. 

La Fuerza Quds, llamada así por la palabra árabe para Jerusalén, es la unidad más preciada del grupo, encargada de apoyar a las fuerzas aliadas con Irán en la región, entre ellos el presidente sirio Bashar al Asad y el Hezbolá del Líbano.

En declaraciones a periodistas luego del anuncio de Trump, el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, advirtió a todos los bancos extranjeros sobre las consecuencias de tener lazos con los Guardianes de la Revolución Islámica. 

"Las empresas y los bancos de todo el mundo ahora tienen el claro deber de garantizar que las compañías con las que realizan transacciones financieras no estén vinculadas de ninguna manera con el IRGC", dijo el secretario de Estado.

La administración Trump ya impuso sanciones económicas a Irán después de retirarse el año pasado de un acuerdo internacional acordado en 2015 para frenar las ambiciones nucleares de Teherán. 

Respuesta enfurecida de Irán

El supremo Consejo nacional de seguridad de Irán declaró a Estados Unidos "país que patrocina al terrorismo" y a las fuerzas estadounidenses en la región "grupos terroristas", indicó la agencia oficial de prensa.

La declaración es en respuesta al "ilegal y delirante acto" de designar al cuerpo militar iraní de elite Guardianes de la Revolución como "organización terrorista", según el comunicado. 

Le puede interesar: Enfrentamientos entre talibanes y fuerzas afganas dejan más de 100 muertos

La decisión se dio tras la petición de ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohamad Javad Zarif, que también afirmó que la decisión se trataba de otro gesto de apoyo al primer ministro israelí Benjamin Netanyahu ante las elecciones legislativas del martes en Israel.

"Otro regalo electoral erróneo a Netanyahu. Otra peligrosa desventura estadounidense en la región", escribió.

"Reformular" el Medio Oriente

Un alto funcionario del gobierno de Trump dijo que la nueva medida criminalizará el contacto con los Guardianes y permitirá a los fiscales estadounidenses" presentar cargos contra los que aportan apoyo material" al grupo

"El IRGC está entretejido en la economía iraní ... Lo más seguro es dejar de hacer negocios con el IRGC. Si uno hace negocios con el IRGC, corre el riesgo de financiar el terrorismo", dijo el funcionario, quien habló bajo condición de anonimato. 

Otro funcionario sostuvo que los Guardianes "han sido un motor principal de la violencia en gran escala durante muchas décadas" en un intento de "reformular el Medio Oriente a favor de Irán". 

La designación, con la que Washington intenta socavar la influencia de Irán, se produce en vísperas de las elecciones israelíes, donde el aliado cercano de Trump, Benjamin Netanyahu, que gobernó el país durante más de 13 años, aspira a un quinto mandato amenazado por su rival, el general Benny Gantz, un novato en política.

Trump, quien dice ser el presidente estadounidense más pro-israelí, reconoció recientemente la soberanía israelí sobre los Altos del Golán, una zona estratégica que Israel arrebató a Siria en 1967 y se anexó en 1981 sin aval internacional.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido