Cargando contenido

El asesinato de Khashoggi, residente en Estados Unidos, ocurrido en el consulado de Arabia Saudita en Estambul, Turquía.

Jamal Khashoggi, protestas
Jamal Khashoggi, protestas por su desaparición.
AFP

El máximo responsable de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, dijo este domingo al príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed bin Salmán, que Washington hará rendir cuentas a todos los involucrados en la muerte del periodista crítico de Riad Jamal Khashoggi.

Pompeo dijo además al príncipe que Arabia Saudita debería "hacer lo mismo", durante una larga conversación telefónica, en la que también trataron el conflicto en Yemen.

Lea en deportes: ¡Partidazo! El Superclásico de la final terminó igualado

El asesinato de Khashoggi, residente en Estados Unidos, ocurrido en el consulado de Arabia Saudita en Estambul, Turquía, y la guerra en Yemen son dos de los principales puntos de fricción en la alianza de décadas entre Washington y Riad.

Y el príncipe heredero está involucrado ambos. Bin Salmán ha tenido un papel directo en el control de la intervención de Arabia Saudita en Yemen y también ha sido acusado de orquestar el asesinato de Khashoggi, el 2 de octubre.

"El secretario (de Estado Mike Pompeo) enfatizó que Estados Unidos pedirá responsabilidades de todos los implicados en la muerte de Jamal Khashoggi, y que Arabia Saudita debe hacer lo mismo", dijo el domingo en un comunicado la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert.

Pompeo ya dijo antes que el asesinato de Khashoggi "viola las normas del derecho internacional" y que Estados Unidos estaba revisando las posibles sanciones a las personas involucradas.

Lea acá: Nuevos y escalofriantes detalles del asesinato del periodista Khashoggi

Pero tanto Pompeo como el presidente Donald Trump, sin embargo, han remarcado también las importantes relaciones comerciales, estratégicas y de seguridad nacional de Estados Unidos con Arabia Saudita.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, aumentó la presión sobre Arabia Saudita cuando el sábado aseguró haber compartido grabaciones sobre la muerte de Khasoggi con Riad, Washington y otras capitales, aunque no dio detalles del contenido de las mismas. 

Después de rechazar acusaciones sobre este aspecto, Arabia Saudita admitió que el periodista de 59 años había sido asesinado en su consulado, un acto que tildó de "repulsivo".

Reducción del papel de EEUU en Yemen

Ankara ha pedido, sin éxito, la extradición de todas las personas envueltas en el asesinato del periodista.

Le puede interesar: Orden de matar a Khashoggi "vino de los más altos niveles del gobierno" saudita

Khashoggi, columnista del Washington Post, criticó, entre otras cosas, al príncipe Mohamed y la intervención del país en Yemen, un conflicto del que también se habló durante la llamada, informó Nauert.

Pompeo "reiteró los peticiones de Estados Unidos para que cesen las hostilidades y para que todas las partes se acerquen a la mesa para negociar una solución pacífica del conflicto", explicó.

El jefe de la diplomacia estadounidense previamente había pedido que se pusiera fin a las hostilidades en el país plagado de rebeldes, y remarcó la necesidad de que la coalición liderada por los sauditas detenga los ataques en áreas pobladas. 

La última petición de Pompeo llega días después del anuncio de que Estados Unidos dejará de repostar aviones en vuelo de la coalición liderada por Riad en Yemen, un paso que reduce su papel en la guerra. 

El jefe del Pentágono, Jim Mattis, apoyó la decisión de Riad después de que la agencia de prensa saudita informara de que la coalición pidió el "cese de los repostajes en vuelo" de Estados Unidos.

El fin del acuerdo llega en momentos de indignación en la comunidad internacional por las acciones sauditas en Yemen, particularmente después de una serie de ataques en los que han muerto civiles, muchos de ellos niños, en un conflicto que ya se ha cobrado alrededor de 10.000 vidas.

Washington ha realizado repostajes en vuelo a cerca del 20% de los aviones de la coalición que sobrevolaban Yemen, en una intervención con la que Riad trata de fortalecer el gobierno del presidente Abedrabbo Mansour Hadi ante la insurgencia de los hutíes.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido