Cargando contenido

La medida beneficia a Chevron, Halliburton, Schlumberger, Baker Hughes, Weatherford International.

Pozo de petróleo - imagen referencial
Pozo de petróleo - imagen referencial
AFP

El Gobierno de Estados Unidos renovó hasta el próximo 22 de abril la autorización a cinco petroleras estadounidenses, entre las que se encuentra Chevron, para operar en Venezuela, pese a las sanciones a la compañía estatal venezolana Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

El Departamento del Tesoro estadounidense informó que la medida beneficia, aparte de a Chevron, a las compañías Halliburton, Schlumberger, Baker Hughes, Weatherford International.

Lea más: Suben precios de petroleo tras tensiones entre Estados Unidos e Irán

Esta es la cuarta vez que el Ejecutivo de Estados Unidos emite una autorización de este tipo a esas empresas.

Hace un año, el Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, impuso sanciones a la petrolera estatal venezolana en su campaña de presión contra el mandatario de Venezuela Nicolás Maduro para que cediera el poder al dirigente opositor, Juan Guaidó, reconocido por Washington y más de medio centenar de naciones como gobernante legítimo del país.

Como consecuencia, Pdvsa, que gestiona la principal fuente de ingresos de Venezuela, tiene bloqueados todos sus activos bajo jurisdicción estadounidense.

De interès: Ecopetrol analiza viabilidad de explotación de petróleo y gas en el mar Caribe

No obstante, Estados Unidos ha emitido licencias especiales para que algunas compañías energéticas estadounidenses continúen sus operaciones de manera temporal.

Chevron es la única gran petrolera estadounidense que se mantiene en Venezuela, donde cuenta con 8.000 empleados.

ExxonMobil y ConocoPhillips abandonaron hace años Venezuela, el país que cuenta con las mayores reservas petroleras del mundo, tras la nacionalización del sector decretada por el fallecido presidente venezolano, Hugo Chávez.

Estados Unidos fue el primer país del mundo en reconocer el año pasado al jefe de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), Juan Guaidó, como presidente interino y, desde entonces, ha tratado de presionar a Maduro con sanciones económicas a su círculo cercano y altos cargos con el fin de que ceda el poder.

Recientemente, el enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, amenazó con más sanciones al Gobierno de Maduro.

"En el lado negativo, estamos evaluando sanciones adicionales, sanciones personales, sanciones económicas que creemos que traerán más presión al régimen".

Abrams no ofreció más detalles sobre esas sanciones, aunque desde hace tiempo las autoridades estadounidenses han criticado a la petrolera estatal rusa, Rosneft, que participa en Venezuela en numerosos proyectos de extracción junto a Pdvsa.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido