Cargando contenido

"La puerta sigue abierta" para continuar con las negociaciones con Pyongyang, ha dicho un enviado.

Cumbre nuclear entre Trump y Kim Jong-un
Saludo entre el presidente de EE.UU., Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un.
Foto: AFP

Estados Unidos no quiere una desnuclearización "progresiva" de Corea del Norte, declaró el lunes el enviado estadounidense Stephen Biegun, al confirmar que Washington desea un desarme total a cambio de levantar las sanciones.

Al tiempo que aseguró que no hay un "calendario artificial", Biegun reafirmó que la administración de Donald Trump quiere lograr una "desnuclearización definitiva y completamente verificable" de aquí "al final del primer mandato del presidente", en enero de 2021. Esto incluye, desde el principio de las negociaciones, los programas de armas químicas y biológicas, insistió.

Pero no puede haber un acuerdo global mientras no haya un entendimiento sobre cada punto, añadió, asegurando que el gobierno estadounidense estaba "unido" en esta posición.

Lea También: Sin "ningún acuerdo" terminó la cumbre entre Trump y Kim

El representante especial de Estados Unidos consideró, en una conferencia organizada en Washington por el grupo de expertos Carnegie, que se han realizado "progresos" a pesar del fracaso de la segunda cumbre entre Donald Trump y Kim Jong Un, a finales de febrero en Hanói.

"La puerta sigue abierta" para continuar con las negociaciones con Pyongyang, pero "los norcoreanos deben estar totalmente involucrados", aseguró.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido