Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

agenciaefe
El presidente de EE.UU., Donald Trump.
El presidente de EE.UU., Donald Trump.
AFP

Estados Unidos superó este sábado a Italia como el país con más fallecidos en el mundo por el coronavirus, con más de 20.000, y registra además ya más de medio millón de contagiados, pese a lo cual el presidente Donald Trump contempla ya una paulatina reapertura de la economía que podría iniciarse a comienzos de mayo.

Este sábado, Estados Unidos reportaba ya 20.071 muertos y unos 520.000 contagiados, según datos de la Universidad de Johns Hopkins que se mantenían en ascenso.

De esa forma, EE.UU. se ubica como foco central de la pandemia global tanto por muertes como por casos por delante de Italia, donde han fallecido 19.468 personas y hay 152.271 personas contagiadas; y España, con 16.353 fallecidos y 161.852 positivos.

Le puede interesar: Colombia registra 100 muertes por coronavirus y 2.709 contagiados

Mientras en estos dos países europeos parece confirmarse la ralentización en ritmo de contagios y fallecimientos, en EE.UU. los expertos vaticinan que sigan al alza ya que se considera que aún no se ha llegado al pico.

NUEVA YORK Y WYOMING, LOS DOS EXTREMOS

El epicentro del brote del país es Nueva York, con más de 8.000 fallecidos, aunque ya hay casos confirmados de coronavirus en los 50 estados del país.

El estado Wyoming, en el oeste del país, es el único en el que no se ha registrado aún una muerte por el virus.

Estados Unidos cuenta por ahora con uno de cada tres infectados y un 20 % de los fallecidos en todo el mundo, de acuerdo con la última actualización de datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que situó la cifra global de contagios en 1,61 millones y las muertes en alrededor de 100.000.

Lea también: Nuevo cruce en la Dimayor; 10 clubes rechazan reunión con la FCF citada por Nacional

Las curvas de incidencia de la pandemia muestran estabilización en Europa y Asia, donde surgió el brote, pero no en América, donde la epidemia sigue una tendencia ascendente, de acuerdo con la OMS.

EL VIRUS MARCA LOS TIEMPOS

Pese a las alarmantes cifras de fallecidos y contagiados, el presidente de EE.UU., Donald Trump, se ha mostrado optimista sobre la reactivación de la economía, lo que ha generado preocupación entre los expertos.

"Es el virus el que decide cuándo es apropiado o no que el país se vuelva a abrir. Lo que estamos viendo son señales favorables. Pero yo querría ver una clara y contundente indicación (...) para no hacerlo de manera prematura", afirmó Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas y miembro del grupo de trabajo de la Casa Blanca frente al coronavirus.

Hasta hace poco Trump quería que el país volviera a la normalidad el 12 de abril, aunque luego aceptó que sería necesario esperar al menos hasta el 1 de mayo.

Para poder reanudar la actividad económica a comienzos de mayo, el mandatario ha creado un grupo de trabajo con ese objetivo específico.

LA DECISIÓN

Este viernes, en una rueda de prensa, Trump pidió esperar a ver el desarrollo del virus en las próximas semanas y prometió que escuchará "con mucha atención" a sus asesores en temas de salud pública, aunque volvió a incidir en las ventajas de acabar con el parón económico cuanto antes.

Casi 17 millones de trabajadores han perdido su trabajo en apenas 21 días, después de que la semana pasada otros 6,6 millones solicitaran el subsidio por desempleo en Estados Unidos, lo que representa la muestra más significativa del impacto de la pandemia del coronavirus en la economía debido a la paralización de la actividad.

"Tendré que tomar una decisión, y solo le pido a Dios que sea la decisión correcta. Pero diría sin lugar a dudas, que es la decisión más importante que he tenido que tomar", admitió.

A nivel federal, la Casa Blanca había estimado que el coronavirus podría dejar entre 100.000 y 240.000 muertos, pero esta semana redujo esa proyección hasta dejarla en 60.000.

En total, 42 de los 50 estados del país, además de Puerto Rico y el Distrito de Columbia, han emitido decretos para obligar a sus ciudadanos a quedarse en casa, lo que supone que aproximadamente el 95% de la población estadounidense (unos 316 millones de personas) se encuentran recluidos.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.