Nueve yemenitas detenidos en la cárcel estadounidense de Guantánamo fueron transferidos a Arabia Saudita, anunció el sábado el Departamento de Defensa en Washington.

Tras este traslado, nuevo ejemplo de la voluntad del gobierno de Barack Obama de cerrar el controvertido centro de detención antes de la partida del presidente, en enero, quedan en Guantánamo 80 detenidos. La cárcel llegó a albergar hasta 780 reos.

"Estados Unidos agradece al gobierno del reino de Arabia Saudita por su gesto y su voluntad de respaldar los esfuerzos en curso para cerrar el centro de detención de Guantánamo", indicó el Pentágono en un comunicado.

Es la primera vez que Arabia Saudita, país que Obama visitará el miércoles, acoge prisioneros de Guantánamo.

Washington aceleró el ritmo de transferencia de detenidos de la cárcel instalada en territorio cubano en los últimos meses y el traslado que tuvo lugar este sábado es el más importante desde enero, cuando otros 10 yemenitas fueron enviados a Omán. Los exdetenidos llegaron este sábado a Arabia Saudita.

Se trata de: Ahmed Umar Abdullah Al-Hikimi, Abdul Rahman Mohammed Saleh Nasir, Ali Yahya Mahdi Al-Raimi, Tariq Ali Abdullah Ahmed Ba Odah, Muhammed Abdullah Muhammed Al-Hamiri, Ahmed Yaslam Said Kuman, Abd al Rahman Al-Qyati, Mansour Muhammed Ali Al-Qatta y Mashur Abdullah Muqbil Ahmed Al-Sabri.

La mayor parte de ellos estaban detenidos sin proceso e incluso sin haber sido acusados de ningún delito. Algunos habían sido sometidos a tratamientos inhumanos.

De los 80 que quedan, 26 recibieron el permiso para ser trasladados, pero aún no recibieron autorización para abandonar la cárcel.

Desde su campaña electoral de 2008, Obama promete cerrar esta cárcel "que el mundo condena", lo cual no ha logrado en sus siete años de mandato por la oposición de los legisladores republicanos, que controlan las dos cámaras.

Los actuales precandidatos republicanos prometen, a la inversa de Obama, enviar a mayor cantidad de sospechosos de "terrorismo" a Guantánamo.