Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Joe Biden y Vladimir Putin
Joe Biden y Vladimir Putin
AFP

Desde los encuentros entre Reagan y Gorbachov, pasando por las negociaciones entre Kerry y Lavrov hasta la cumbre entre Biden y Putin, la ciudad de Ginebra, conocida como la "capital de la paz" ha sido un lugar privilegiado para los encuentros entre Estados Unidos y Rusia.

En Ginebra está la segunda sede más importante de la ONU y también alberga oficinas de la Cruz Roja y varias organizaciones internacionales. Por esto esta ciudad suiza es conocida como la "capital de la paz". 

La expresión "Ginebra, ciudad de la paz" fue utilizada por el presidente suizo Guy Parmelin en la cumbre que reunió al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, con el mandatario ruso, Vladimir Putin, el 21 de junio de 2021.

Entonces, este país alpino mostró que gracias a su reconocida neutralidad, todavía mantiene un rol en las relaciones internacionales, pese a la crisis sanitaria que complica los encuentros entre líderes mundiales. 

Ginebra, ubicada a orillas del lago Lemán, ha sido un lugar clave de varias conversaciones de paz y es una ciudad donde a los estadounidenses y rusos les gusta encontrarse. 

Lea aquí: Más de 160 muertos y 6.000 detenidos desde inicio de disturbios en Kazajistán

Fue en esta ciudad donde el mandatario estadounidense Ronald Reagan sostuvo un histórico encuentro con el líder soviético Mijaíl Gorbachov en 1985, durante la guerra fría.

Expertos y servicios secretos 

Esta ciudad fue elegida por ambos países cuando en 2009 y 2010 sostuvieron una negociación para reducir sus arsenales nucleares, tras el pacto START I de 1991.

Como sede la Conferencia sobre el Desarme, es una instancia multilateral única para las negociaciones sobre este tema, ya que cuenta con una gran cantidad de expertos que pueden allanar este tipo de negociaciones.

Esta localidad también fue la elegida para varios encuentros entre los jefes de la diplomacia rusa y estadounidenses, como el encuentro entre Hillary Clinton y Serguéi Lavrov en marzo de 2009. Entonces, la secretaria de Estado le entregó a su homólogo un botón de plástico rojo con la palabra "reiniciar" en inglés, como un símbolo de un relanzamiento de las relaciones. 

Los dos países tienen en Ginebra representaciones diplomáticas nutridas y servicios de inteligencia considerables y utilizaron estas sedes en los últimos años para sus encuentros sobre Siria.

El encuentro de Biden y Putin confirmó esta tendencia. Desde entonces, los subsecretarios de Relaciones Exteriores de ambos países han realizado varios encuentros en la ciudad, para intentar limar las numerosas diferencias que minan los vínculos entre ambos países.

Discreción y seguridad

Ambos edificios, que son construcciones imponentes, están situados en el distrito internacional, cerca de la sede de la ONU. 

Toda la seguridad del barrio será reforzada, algo habitual en Ginebra. Suiza y en particular Ginebra, es muy apreciada por los diplomáticos por su flexibilidad y discreción como Estado anfitrión, además de la seguridad que ofrece este entorno.

Fue aquí donde se concretaron los históricos avances sobre el programa nuclear iraní en 2013, acuerdos sobre el conflicto en Bosnia en la década de 1990 y más recientemente entendimientos sobre los conflictos en Siria, Yemen y Libia. 

 

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.