Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Inicia la conferencia de donantes para la reconstrucción de la Franja de Gaza

El presidente egipcio, Abdel Fatah al Sisi, pidió a Israel que llegue a un acuerdo de paz con los palestinos, al abrir este domingo en El Cairo una conferencia internacional de donantes para la Franja de Gaza, devastada por la guerra

"Hago un llamamiento al pueblo israelí y al gobierno: es hora de poner fin al conflicto", dijo Al Sisi en su discurso de apertura.

Sentado a su lado, el presidente palestino, Mahmud Abas, invitó a la comunidad internacional a presionar para "fijar un límite en el tiempo y poner fin a la ocupación (israelí) e iniciar negociaciones serias" de paz.

Ministros de Relaciones Exteriores de todo el mundo, incluyendo al secretario de Estado norteamericano John Kerry, así como el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, estaban reunidos este domingo en El Cairo para intentar recaudar una importante suma destinada a la reconstrucción de la Franja de Gaza.

Kerry manifestará el apoyo estadounidense a los esfuerzos para reunir hasta 4.000 millones de dólares para ayudar a Gaza, después de la destrucción sufrida por este enclave durante su conflicto de 50 días con Israel en julio y agosto pasados.

Se ignora la magnitud de la generosidad de los donantes, debido a que el conflicto israelo-palestino parece insoluble y a que existen otras prioridades en la región, como la lucha contra los yihadistas del grupo Estado Islámico en Siria e Irak.

"Muchos de los donantes han planteado importantes cuestiones sobre (...) la mejor forma de romper este ciclo" de violencia, dijo a la prensa un alto funcionario del Departamento de Estado, antes de que Kerry partiera de Washington.

Según él, tiene que haber en la reunión una reflexión de fondo sobre "cómo garantizar que no vayamos a vernos aquí haciendo lo mismo dentro de un año o dos".

En el conflicto de este verano murieron casi 2.200 palestinos, fundamentalmente civiles, mientras que los ataques de milicianos de Gaza mataron a 73 israelíes, en su mayor parte militares.

Este enclave densamente poblado quedó en ruinas y la guerra obligó a desplazarse a más de la cuarta parte de la población de Gaza, de 1,7 millones, dejando a unas 100.000 personas sin hogar.

El gobierno palestino presentó un plan de reconstrucción de 76 páginas antes de esta conferencia.

Los palestinos pidieron 4.000 millones de dólares para la ayuda, que en gran parte será destinada a la construcción de viviendas.

La Agencia de la ONU para la Ayuda a los Refugiados Palestinos (UNRWA) dijo que las necesidades financieras de Gaza eran "sin precedentes".

- La paz, cuestión de fondo -

La última guerra fue el tercer conflicto en el enclave palestino en seis años, y los diplomáticos afirman que hay resistencia a entregar fondos que se perderán en caso de nueva contienda.

"Hemos visto proyectos de infraestructura a los cuales hemos contribuido que fueron destruidos", dijo un diplomático occidental en Jerusalén, agregando que "los donantes están muy cansados".

Se espera que Kerry pida en su discurso el fin de décadas de violencia entre Israel y los palestinos mediante la reanudación de las conversaciones de paz.

Los tenaces esfuerzos del secretario de Estado norteamericano para lograr la firma de un tratado de paz fracasaron en abril después de un dificultoso proceso de nueve meses.

Estados Unidos ya prometió unos 118 millones de dólares, pero no ha anunciado otras sumas adicionales. Sin embargo, se espera que los países europeos y del Golfo ofrezcan cantidades significativas.

Gran parte de la comunidad internacional tiene sus esperanzas puestas en una mayor estabilidad política en Gaza, donde el jueves pasado se reunió el gobierno de unidad palestino, por primera vez desde su formación en junio.

El gobierno de unión, formado por personalidades políticas independientes, cristaliza la reconciliación después de años de rifirrafes entre el partido Fatah de Mahmud Abas y Hamas, que controla el enclave en términos de seguridad.

La Comisión Europea anunció una ayuda de 3,9 millones de euros (4,9 millones de dólares) para las organizaciones humanitarias que asisten a los refugiados de la ciudad kurda siria de Kobane que huyeron a Turquía.

"Más de 180.000 sirios se desplazaron a Turquía tras los intensos combates en Kobane, aumentando el impacto de lo que ya es la mayor crisis humanitaria de nuestra época (la de Siria)", dijo en un comunicado la comisaria europea de Ayuda Humanitaria, Kristalina Georgieva.

"Estos fondos, necesarios de forma urgente, están destinados a las organizaciones humanitarias que gestionan sobre el terreno el flujo masivo de refugiados", agrega.

Servirán sobre todo para el suministro de agua, refugios, medicamentos, así como para instalaciones sanitarias y alimentos.

Este monto proviene de un paquete de 150 millones de euros de ayuda humanitaria aprobado para Siria para 2014 por Bruselas.

El grupo Estado Islámico continuaba el domingo tratando de apoderarse de Kobane, defendida con uñas y dientes por combatientes kurdos. Desde el inicio de la ofensiva contra esta ciudad fronteriza con Turquía, el 16 de septiembre, unas 300.000 personas huyeron, de las cuales dos tercios a Turquía.