Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

El Estado Islámico detiene a cinco periodistas en la ciudad iraquí de Mosul

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) secuestró en la madrugada del domingo a cinco reporteros en la ciudad de Mosul, en el norte de Irak, informó el jefe del Comité Iraquí de Defensa de los Derechos de los Periodistas, Ibrahim Serayi.

Los detenidos, que se encuentran en lugar desconocido, trabajan para la cadena de televisión local por satélite Semá, que comenzó a emitir hace cuatro años y está vinculada a la gobernación local.

Los hermanos Ahmed y Izar Rafea fueron arrestados en su vivienda, en la zona de Sumer, en el sur de Mosul, donde en el barrio de Al Intisar fue detenido el cámara Yaser al Qaisi.

Combatientes del EI capturaron asimismo a Yaser al Hash Ahmed, técnico en la misma emisora, y a Drid Abu Shahed, un periodista que trabajaba como administrativo.

"La preocupación del Comité aumenta día a día debido a las detenciones, persecuciones y asesinatos que sufren algunos de los profesionales del periodismo en Mosul por parte de los yihadistas", afirmó Serayi.

En ese sentido, advirtió de que esa ciudad se ha convertido en "una de las más peligrosas de Irak y del mundo para los periodistas".

Estas detenciones se producen después de que el pasado viernes el EI arrestará a otros tres reporteros en Mosul, de donde ha huido gran número de informadores para evitar represalias desde que la ciudad cayó en manos del grupo yihadista, en junio pasado.

En el punto de mira están, sobre todo, los que critican el terrorismo o apoyan al Gobierno, lo que les obliga a trabajar en la clandestinidad.

Este grupo terrorista también ejecutó recientemente a la presentadora del canal Al Mosulia Mislon Yauadi y detuvo a otros reporteros, como Hisham Harbaui y Yalá Abadi.

El EI, que ha proclamado un califato en las zonas bajo su control en Irak y Siria, también ha secuestrado a periodistas occidentales en territorio sirio y decapitado a los estadounidenses James Foley y Steven Sotloff.

Reporteros Sin Fronteras (RSF) condenó el jueves pasado la "persecución criminal y fanática" del Estado Islámico a los periodistas y destacó que las zonas controladas por ese grupo se han convertido en "agujeros negros para la información".