Numerosos turistas acudieron al museo del Louvre, que reabrió sus puertas 24 horas después de un ataque con machete contra una patrulla militar cometido por un hombre, al parecer egipcio, que salió del estado crítico tras ser herido. El atacante, que sería un egipcio de 29 años residente en Emiratos Árabes Undios, recibió disparos hechos por un soldado en el vientre. Su vida ya no está en peligro pero sigue intubado y no puede ser interrogado, indicó una fuente cercana al caso. El viernes el museo permaneció cerrado pero este sábado, desde que se abrieron sus puertas, a las 08H30 GMT, numerosos turistas ya estaban esperando para ingresar, indicó un periodista de la AFP en el lugar. En el Carrusel del Louvre, el centro comercial subterráneo por el que se accede al museo y donde tuvo lugar el ataque, se veían dos largas colas de turistas, en su mayoría chinos. Sin embargo, una de las entradas al centro comercial seguía cerrada este sábado, indicó el museo. Policías armados con fusiles patrullaban entre los turistas que tenían que pasar un control de seguridad a la entrada del centro comercial. "En Turquía ya estamos acostumbrados a las medidas de seguridad", explicó Ali Tali, un turista turco, acompañado de su mujer. Este hombre de 40 años, que el viernes estaba en el centro comercial cuando se produjo el ataque, dijo no estar "inquieto". Por RCN Radio y AFP