National Enquirer pagó 30 mil dólares a un antiguo portero de la Trump Tower que afirmaba que Trump tuvo un hijo con una de sus empleadas.

Trump pelo
Presidente de Estados Unidos, Donald Trumop bromea sobre su pelo
AFP

El semanario sensacionalista National Enquirer pagó 30.000 dólares a un antiguo portero de la Trump Tower que afirmaba que Donald Trump tuvo un hijo con una de sus empleadas, una información jamás confirmada y publicada el jueves por la revista The New Yorker.

El jefe de redacción del National Enquirer, Dylan Howard, reconoció haber pagado ese monto en un artículo publicado por Radar Online, un sitio que pertenece al mismo grupo de prensa del semanario, American Media Inc (AMI).

Consultado, el grupo AMI confirmó la existencia de ese pago.

Citando varias fuentes anónimas en el seno de AMI, la New Yorker informó el jueves que tras haber comprado la exclusividad de la información, el National Enquirer optó a sabiendas por no publicarla nunca.

Esta versión fue desmentida por AMI, que en un comunicado publicado el jueves, afirma que el grupo de prensa nunca compró la exclusividad de una información con la meta de enterrarla.

La decisión de no publicar la información relativa a este hijo ilegítimo, una joven que tendría hoy 29 años, fue adoptada tras una investigación que demostró que "no era creíble", según AMI.

El autor del artículo en la New Yorker, Ronan Farrow, hijo de Woody Allen y Mia Farrow, reconoció que no pudo establecer la existencia de una relación entre el presidente y una de sus exempleadas o que Donald Trump sea el padre de esta joven.

Farrow es autor de un artículo en la New Yorker que junto a otro del New York Times hizo estallar en octubre el escándalo del productor de Hollywood Harvey Weinstein, acusado por más de un centenar de mujeres de agresión sexual. 

Basándose en fuentes anónimas de la AMI, la New Yorker afirmó que el grupo de prensa practica regularmente el "catch and kill" (captura y mata), es decir, comprar los derechos de una información comprometedora para garantizar que nunca vea la luz del día.

La New Yorker afirma que el presidente de AMI, David Pecker, cercano al mandatario, le ayudó varias veces a ocultar informaciones comprometedoras.

A mediados de febrero la New Yorker evocó el caso de la exconejita de Playboy Karen McDougal, que asegura haber recibido 150.000 dólares del National Enquirer en agosto de 2016 a cambio de su testimonio sobre una presunta relación con Donald Trump. Según la revista, AMI decidió no publicar nunca ese testimonio para proteger al presidente.

El abogado Michael Cohen, uno de los consejeros más cercanos al presidente de Estados Unidos, admitió haber pagado 130.000 dólares a la actriz porno Stormy Daniels, de verdadero nombre Stephanie Clifford, para comprar su silencio sobre una relación sexual que habría tenido con Trump.

Trump desmiente toda relación con Karen McDougal y Stephanie Clifford.

Contactada para comentar la información, la Trump Organization, el holding que maneja los intereses económicos de Trump, no respondió.

Fuente
Temas

Encuentre más contenidos

Fin del contenido