Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

El Papa Francisco llega a Nueva York

Foto AFP



El Papa Francisco aterrizó en el aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York, luego de permanecer dos días en Washington en donde estuvo en el Congreso de los Estados Unidos, y en reuniones privadas con el presidente Barack Obama.

Es recibido por autoridades de la ciudad, entre ellos integrantes de la Conferencia Episcopal de la ciudad, así como el arzobispo de Brooklyn.

El sistema de seguridad de la llegada del argentino está diseñado por los mismos responsables de la logística del Super Bowl. (Lea aquí: Papa Francisco pide en el Congreso de EE.UU. la abolición de la pena de muerte)

Esta será la primera visita de Francisco a Nueva York, ciudad en donde se han cerrado 83 calles para el recibimiento del sumo pontífice; aunque instituciones públicas como escuelas y bancos, continúan con su jornada normal. Algunas estaciones del subway fueron cerradas para evitar inconvenientes en el recorrido.

Agenda

El pontífice encabezará esta misma tarde un servicio religioso en la remozada catedral de San Patricio, en la Quinta avenida, donde ya desde hace horas se congregan multitudes para verlo de cerca.

El papa será recibido en las escalinatas del templo por el arzobispo de Nueva York, el cardenal Timothy Dolan, y el rector de la catedral, monseñor Robert Ritchie, además de autoridades estatales y municipales.

Mañana viernes, Francisco estará en la sede de las Naciones Unidas, donde ofrecerá un discurso ante unos 150 jefes de Estado y de Gobierno, reunidos para aprobar la nueva agenda global de desarrollo.

A continuación, visitará el memorial del 11S y una escuela del barrio latino de Harlem, antes de darse un baño de masas con una procesión por Central Park a la que asistirán 80.000 personas que lograron entradas en un sorteo organizado por las autoridades locales.

Su último acto en la Gran Manzana será una misa con unos 20.000 fieles en el Madison Square Garden, antes de continuar viaje el sábado hacia Filadelfia.

Nueva York ha puesto en marcha un inmenso dispositivo de seguridad para la visita del papa, durante la que se cerrarán al tráfico numerosas zonas del centro de Manhattan