Cargando contenido

El número de víctimas por los atentados en Sri Lanka ronda los 300 y podría aumentar.

Papa Francisco en el Vaticano
Papa Francisco en el Vaticano durante clausura de la cumbre sobre pederastia.
AFP

El papa Francisco volvió a condenar los sangrientos atentados de Sri Lanka y rezó por las casi 300 víctimas mortales de lo que calificó como violencia "injustificable" e "inhumana".

"Quiero expresar nuevamente mi cercanía fraternal con el pueblo de Sri Lanka. Estoy muy cercano al cardenal Malcolm Ranjith Patabendige y a toda la iglesia de Colombo. Rezo por sus numerosísimas víctimas", señaló Francisco tras concluir en la plaza de San Pedro el rezo del Regina Coeli, que sustituye al Ángelus en tiempo pascual.

"También espero que todos condenen esta violencia injustificable e inhumana", añadió el pontífice, que improvisó estas palabras sobre los terribles ataques en el país asiático.

De interésDiez días antes de los ataques de Sri Lanka había una advertencia de seguridad

Francisco ya condenó el domingo de resurrección los atentados registrados en varias iglesias y hoteles de Sri Lanka, tras impartir la bendición Urbi et Orbi, cuando expresó su "tristeza y dolor".

La serie de ataques simultáneos a lo largo de varias horas, causó, además de unos 300 muertos, medio millar de heridos, y aún no han sido reivindicados.

El número de víctimas fatales en los ocho atentados con explosivos realizados el domingo contra iglesias y hoteles en Sri Lanza ascendió a 290, dijo el lunes un portavoz de la policía Ruwan Gunasekera.

Más de 500 personas resultaron heridas en las explosiones, añadió la fuente, en el peor episodio de violencia vivido en el país desde el fin de la devastadora guerra civil, hace una década.

De acuerdo con Gunasekera, ya asciende a 24 el número de personas arrestadas en relación con los atentados.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido