Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

El Papa no mencionará "específicamente" el embargo a Cuba en Congreso de EEUU

Foto AFP



El papa Francisco no hablará "específicamente" del embargo estadounidense a Cuba durante su discurso el jueves ante el Congreso en Washington, dijo el pontífice al iniciar este martes su primera visita a Estados Unidos.

"Ya el discurso lo tengo hecho", dijo el pontífice, agregando solamente que en su intervención ante los legisladores estadounidenses "no (hablará) específicamente" del embargo comercial a la isla.

En la sesión conjunta del Senado y la Cámara de Representantes del jueves, el Papa argentino hablará "más bien en general, de los acuerdos binacionales o multinacionales como signos de progreso en la convivencia" entre Estados Unidos y Cuba, que restablecieron relaciones diplomáticas en julio, con la mediación del Vaticano.

"Pero no específicamente" del tema del embargo, aclaró.

Francisco fue recibido en la base aérea Andrews, en la periferia de la capital estadounidense, por el presidente Barack Obama, con quien también se encontrará el miércoles en la Casa Blanca para una reunión. (Lea también: Gays católicos de EEUU quieren reunirse con el papa)

Luego del discurso en el Congreso el jueves, el papa deberá usar un balcón para saludar a una multitud que se estima podría superar las 50.000 personas. Francisco finalmente se reunirá con representantes de grupos católicos de caridad, antes de trasladarse a Nueva York.

El Papa llegó a Estados Unidos proveniente de Cuba, donde realizó una visita de 72 horas en la que pronunció tres misas (dos de ellas campales) y se reunió con el líder cubano Fidel Castro y con el presidente, su hermano Raúl.

El pontífice intervino en las negociaciones secretas entre Cuba y Estados Unidos, que terminaron con el restablecimiento en julio de relaciones diplomáticas formales, tras medio siglo de rencillas.

Francisco envió cartas e hizo varias llamadas telefónicas personales y, con su estilo simple y directo, recibió en octubre del año pasado en el Vaticano a delegaciones secretas de los dos países, según reveló el mismo Vaticano.

Los dos países ahora avanzan en una compleja agenda hacia una esperada normalización plena de los lazos, que incluye entre varios puntos la resolución del embargo vigente desde 1962.

"El problema del bloqueo (embargo) es parte de la negociación. Es público esto. Ambos presidentes han hablado de esto. Es una cosa pública que va en camino de las buenas relaciones que se van buscando", dijo Francisco.

"Mi deseo es que se llegue a buen término, que se llegue a un acuerdo que satisfaga a las partes", señaló.