Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

El Rey Juan Carlos
El Rey Juan Carlos
AFP

El rey emérito de España, Juan Carlos I, comunicó este lunes a su hijo, el rey Felipe VI su "meditada decisión" de trasladarse a vivir fuera del país ante la repercusión pública de "ciertos acontecimientos pasados" de su vida privada, según informó hoy la Casa Real española en un comunicado.

El texto explica que el rey emérito envió este lunes a su hijo una carta en la que le traslada esa decisión, que asegura que adopta "con profundo sentimiento, pero con gran serenidad".

"He sido rey de España durante casi cuarenta años y durante todos ellos siempre he querido lo mejor para España y para la Corona", asegura Juan Carlos de Borbón.

Le puede interesar: El Papa emérito Benedicto XVI está en delicado estado de salud 

Añade asimismo que pretende facilitar el ejercicio de las funciones de Felipe VI "desde la tranquilidad y el sosiego que requiere -subraya- tu alta responsabilidad". "Mi legado y mi propia dignidad como persona así me lo exigen", añade en la carta. 

El comunicado señala que Felipe VI ha transmitido a su padre "su sentido respeto y agradecimiento ante su decisión". "El rey -reza el texto- desea remarcar la importancia histórica que representa el reinado de su padre, como legado y obra política e institucional de servicio a España y a la democracia; y al mismo tiempo quiere reafirmar los principios y valores sobre los que ésta se asienta, en el marco de nuestra Constitución y del resto del ordenamiento jurídico". 

Sospechas de negocios turbios 

Desde su abdicación hace seis años, empezaron a surgir las sospechas de negocios turbios cuando se conoció la grabación de un conversación en la que la alemana Corinna Larsen, que fue amiga íntima del rey emérito, le atribuía cuentas en Suiza y lo acusaba de utilizarla como testaferro. 

El Tribunal Supremo español anunció en junio la apertura de la investigación para determinar su eventual responsabilidad en una causa iniciada en 2018, tras conocerse esas grabaciones de Corinna Larsen donde aseguraba que Juan Carlos habría cobrado una comisión por la concesión de un contrato para la construcción del tren de alta velocidad en Arabia Saudita. 

La justicia, tanto en Suiza como en España, investiga el origen de 100 millones de dólares que Juan Carlos habría recibido secretamente de Arabia Saudita en una cuenta en Suiza en 2008 para ese contrato. 

Lea también: TikTok tiene plazo de venderse a EE.UU. hasta septiembre para seguir operando: Trump

Esta fue la espita de un cúmulo de informaciones que llevó a Felipe VI a distanciarse de su padre al renunciar a su herencia y retirarle la retribución del Estado el pasado mes de marzo, aunque manteniéndolo como miembro de la familia real con la consideración de rey.

La abdicación del rey Juan Carlos I en junio de 2014 puso el broche a 39 años de reinado y marcó un punto de inflexión en su figura, que desembocó primero en su retirada de la vida pública hace un año y, ahora, en su marcha de España, anunciada este lunes, ante el descrédito causado por sus presuntos negocios ocultos en Suiza.

Figura clave para la democracia española, el anterior jefe del Estado pasó a ser cuestionado por el Gobierno y por una parte de la clase política española, a la espera de si los fiscales del Tribunal Supremo deciden si hay o no motivos para abrirle causa penal por supuestos delitos cometidos cuando dejó de ser inviolable al ceder el trono a su hijo Felipe VI. 

Fuente

EFE y AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.