Cargando contenido

Papa Francisco en el sínodo de la familia / bFoto AFP



Los participantes del Sínodo de la familia aprobaron con mayoría de dos tercios los 94 puntos de su documento final, en el que se abre la vía a evaluar caso por caso el acceso a los sacramentos de los divorciados vueltos a casar.

En tres de estos 94 puntos -los que más votos negativos tuvieron- se aborda esta cuestión y se explica que los "bautizados que se han divorciado y vuelto a casar deben ser más integrados en las comunidades cristianas en las distintas maneras posibles, pero evitando en cualquier caso dar escándalo".

También se invita a utilizar el método del discernimiento, la valoración caso por caso, por parte de los sacerdotes durante la confesión.