Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Michelle Bachelet nueva presidenta de Chile para el periodo 2014-2018

La socialista Michelle Bachelet es la nueva presidenta de Chile para el periodo 2014-2018, tras ganar este domingo en segunda vuelta las elecciones nacionales con un 62,15% a la derechista Evelyn Matthei (37,84%), con un 99,88% de las mesas escrutadas, informó el Servicio Electoral.

Bachelet, una pediatra de 62 años que se convirtió en la primera mujer chilena en alcanzar la presidencia del país en 2006, resultó la primera mandataria reelegida después de más de 60 años.

La nueva mandataria, quien tomará posesión del cargo el próximo 11 de marzo, sucederá al derechista Sebastián Piñera, y marcará el retorno de la centroizquierda al poder, tras el único gobierno de derecha en 20 años de democracia.

La jornada electoral, que tuvo una duración de 10 horas y un clima caluroso, estuvo marcada por una baja afluencia de votantes.

Según una proyección del Observatorio Electoral de la Universidad Diego Portales, un 37,33% de la población habría acudido a votar, un porcentaje menor a la participación oficial del 56% en primera vuelta.

Las mesas de votación de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Chile cerraron sobre las 18.00 hora local (21.00 GMT) en una jornada marcada por una baja participación.

Al cabo de 10 horas de funcionamiento, las mesas receptoras de sufragio cerraron en todo Chile y se inicia ahora un rápido conteo de votos, que debería arrojar resultados oficiales en una hora más.

En contraste, se puso observar una alta afluencia de público en barrios comerciales, a diez días de que se celebre la Navidad.

Analistas habían previsto que el predecible triunfo de Bachelet -incluso con el 60% de los votos-, el ambiente prenavideño y el debut del voto voluntario, llevarían a menos personas a acudir a las urnas en relación a la primera vuelta del 17 de noviembre, cuando votaron 6,6 millones de electores, sobre un padrón electoral de 13,4 millones.

De confirmarse la tendencia, podrían ser las elecciones menos votadas desde el retorno a la democracia en 1990.

En el barrio Meiggs, un sector popular donde se pueden encontrar artículos a bajo precio, las personas se atropellaban para comprar regalos o decoración navideña, ajenas al curso del proceso electoral.

"Hoy día no fui a votar, porque ya fui una vez ya ¿Para qué voy a votar dos veces, si sé que va a quedar la Michelle? (...) No valía la pena", explicó Gustavo Huerta, de 60 años, mientras hacía sus compras.

Frente a este escenario, se intensificaron los llamados a votar.

"Mi llamado esencial es a participar, a expresar su opinión en el voto y de esa manera hacer los cambios que Chile requiere. Desde el escepticismo no se producen los cambios que necesitamos", dijo Bachelet, tras votar en un colegio del oriente de Santiago, vestida con una chaqueta celeste y pantalón negro.

Pediatra y la primera mujer en ocupar la presidencia de Chile, entre 2006 y 2010, Bachelet ganó ámpliamente la primera vuelta con un 46,6% de los votos. El segundo lugar, con 25,1%, lo ocupó Evelyn Matthei.

"Hoy es un día muy importante, estamos muy optimistas. Pido a la gente que salga a votar, es muy importante que las personas que quieren un buen país vayan a votar", afirmó Matthei, quien votó luego de incidentes que dejaron cuatro detenidos por intentar agredir y escupir al excandidato presidencial de derecha Pablo Longueira, que había sufragado minutos antes.

"Que el voto sea voluntario no significa que no sea un compromiso. Si un chileno no quiere votar está demostrando una falta de cariño con su país", dijo de su lado el presidente Sebastián Piñera.

Rápidos resultados

El Servicio Electoral entregará los primeros resultados oficiales con un 40% de la votación hacia las 22H00 GMT, una hora después del cierre de las mesas.
Analistas esperan un amplio triunfo de Bachelet.

"Michelle Bachelet debería ganar con el 60% de los votos", dijo a la AFP el analista de la Universidad Adolfo Ibáñez, Cristóbal Bellolio.

"Es posible que Bachelet logre un porcentaje histórico y gane con un 60%", coincidió Marta Lagos, directora de Latinobarómetro Chile.

Una única encuesta conocida a mediados de semana reveló que Bachelet ganaría con un 63,7% de los votos ante Matthei, quien obtendría un 33,7%, según el sondeo de la Universidad de Santiago y la encuestadora Ipsos.

El mensaje en los días previos de Matthei ha contribuido a aumentar la sensación de derrota. A pocos días de la elección, reconoció que una victoria sería "un milagro".

Bachelet, en cambio, ya se declaró vencedora: "será un inmenso honor volver a ser la Presidenta de todos los chilenos y chilenas", dijo al cierre de su campaña.

Una disputa inédita

Bachelet propone un ambicioso plan de reformas, a partir de una reforma tributaria, educación universitaria gratuita y una nueva Constitución. Matthei aboga por la continuidad de las políticas derechistas del gobierno de Piñera.

Más allá de sus propuestas, su disputa es inédita y dramática, por la historia trágica que envuelve a sus dos familias.

Es la primera vez que en América Latina se confrontan en un balotaje dos mujeres, que además comparten un pasado común.

Bachelet y Matthei son hijas de generales de la Fuerza Aérea que fueron muy amigos y cuando niñas compartieron juegos, pero el golpe de Estado de Augusto Pinochet, en 1973, determinó la vida de ambas.

Mientras el general Alberto Bachelet fue arrestado y torturado hasta la muerte por mantenerse leal al gobierno de Salvador Allende, Fernando Matthei conformó la junta militar del régimen.

El Chile que espera a la nueva presidenta

La nueva presidenta de Chile asumirá el cargo el 11 de marzo de 2014 y gobernará hasta 2018. Recibirá una economía en desaceleración, tras un crecimiento este año de 4,2%.

Una menor inversión minera por una caída internacional en el precio de las materias primas impactarán sobre el principal productor mundial de cobre.

A nivel social, deberá hacer frente a una serie de demandas sociales, encabezada por los estudiantes, que ya anticiparon que protagonizarán en 2014 movilizaciones en reclamo de educación pública, gratuita y de calidad.